Archivado en Mundo Internauta, operadoras

TRIBUNA

Neutralidad de la Red, servicio universal y tarifa plana


Desde el mes de julio, la Asociación de Internautas, junto a otras organizaciones digitales europeas está participando muy activamente en una consulta pública que la Comisión Europea (CE) puso en marcha sobre la neutralidad en la Red, para determinar si los operadores pueden estar autorizados a realizar prácticas en la gestión del tráfico en Internet que privilegien a ciertos servicios o aplicaciones sobre otros.


pdf
print
pmail
La reivindicación ahora es la asequibilidad, accesibilidad universal a Internet y una red abierta y neutral, en la que los paquetes que contienen la información que no puedan ser discriminados en atención a su contenido, origen o destino, sino que todos deben ser tratados por igual.

En este contexto, dos noticias se han sucedido en los últimos días, por un lado el acuerdo entre Google-Verizon, la cuestión de la neutralidad de la red ha sido cuestionada al pretender establecer un estatus especial para las redes inalámbricas en las que no rija el principio de neutralidad y, por otra parte, Movistar en España ha lanzado la idea de que el actual sistema de tarifa plana es insostenible.

Aunque teóricamente conceptos como tarifa plana, neutralidad de la red o servicio universal puedan ser cosas diferentes, en la práctica no es así. Para los internautas españoles que pagamos el quinto Adsl más caro de Europa, la propuesta de MoviStar, si bien es cierto que no se ha concretado en todos sus extremos, nos pone en situación de prevengan, puesto que la supresión de las tarificaciones planas nos llevarían a diez años atrás, a los tiempos predigitales: el único acceso a Internet era por la Red telefónica básica que se tarificaba por minutos y que era insoportablemente caro y lento. En el año 2.000 los internautas españoles conseguimos hacer de la conquista de la tarifa plana una tendencia de mercado.

Además, el anuncio de la operadora de llevarse a cabo, puede suponer un duro revés para los 4.000.000 de ciudadanos españoles que esperan en enero de 2011 el acceso universal por banda ancha a Internet, que el Gobierno ha prometido con 1 mega y a precio asequible.

Somos conscientes que este debate no es solo de carácter económico y tecnológico; es también político, afecta al diseño de la sociedad, a la forma de relacionarnos, al comercio, a la gestión de los servicios públicos, a la cultura , al conocimiento, a las libertades y a la regeneración democrática: exigimos como punto de partida para España y toda Europa no solo el modelo de Finlandia, en que la universalidad de la banda ancha ha sido reconocido como un derecho fundamental, sino que también la neutralidad de la red sea reconocida como tal derecho. En definitiva el reto al que nos enfrentamos es perfilar las estrategias comerciales al interés general, y no como se propone; de cómo lo resolvamos dependerá la solidez de nuestro futuro en la Sociedad de la Información

TRIBUNA de Víctor Domingo
Presidente de la Asociación de Internautas en El Mundo /MERCADOS.