Archivado en operadoras, ADSL

NACIÓN RED

Tras reunirse en Venecia, las 'telecos' abren el telón en Santander


En Julio se reunieron en Venecia y hoy, en el XXV Encuentro de las Telecomunicaciones que se inauguró en Santander, uno de los integrantes del cártel de las telecomunicaciones ha corrido un poco el telón del escenario que nos tienen preparado.


pdf
print
pmail
Arnau Fuentes Nación Red.- Y el escenario es la doble vía, la doble imposición, o como dicen en su eufemística descripción, “doble cara”. Doble no, mucha cara es lo que tienen, porque según dio a entender el consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, “Europa necesita compañías con escala capaces de invertir y con voluntad de invertir”.

Y por ello, según Linares, deben crearse modelos sostenibles mediante una gestión diferenciada del tráfico de forma transparente, y eso significa ni más ni menos que la idea es discriminar el tráfico. Discriminación positiva claro: al que pague más, más velocidad. Y si no, al carril de tráfico lento.

También hay que tener mucha cara para decir que adoptar éste sistema de ‘doble vía’ favorecerá la innovación y la calidad de los servicios, cuando las empresas que se dedican a proveer
contenidos tengan que pagar, además de por sus servidores y actual ancho de banda, por usar las redes de las operadoras.

Se ve que ahora, elevar los costes de operación con un nuevo ‘impuesto’ sacado directamente de la chistera favorece a las nuevas y pequeñas empresas que usan la red tanto para darse a conocer como para la distribución de sus productos… aunque ‘cómo’ les favorece parece que sólo lo saben Linares y sus colegas.

En lo referente a los aspectos técnicos, el señor Linares habló sobre la llegada de la banda ancha básica al total de la población de España… dentro de año y medio, retrasando aún más el compromiso del Ministerio, que ‘caducó’ hace ocho meses y cuatro días.


Y por si fuera poco, también se ha hablado de la velocidad de 30mbps, se supone que universal… para dentro de ocho años y cuatro meses.

Teniendo en cuenta que las tarifas de Telefónica son un 37% más caras que en el resto de Europa, y que las tarifas españolas son las más caras de toda la OCDE, hay que tener mucha “doble cara” para salir y decir todo esto.