Archivado en operadoras

HASTA UN 15% EN LLAMADAS

Descenso radical del gasto por hogar en telecomunicaciones


Los gastos de los hogares en los servicios de comunicaciones electrónicas descendieron "acusadamente" en el primer semestre de 2011, un 6 por ciento en el caso de la telefonía móvil y un 7,3 por ciento en el de servicios empaquetados de banda ancha y telefonía fija, de acuerdo con el informe realizado por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).


COPE.- En el caso de los hogares que contrataron servicios empaquetados de banda ancha, voz y televisión de pago, la disminución del gasto total facturado fue del 8,2 por ciento, mientras que el gasto de los hogares que contrataron telefonía fija sin otro servicio adicional cayó un 5 por ciento.

Sin embargo, una décima parte de los clientes de contrato utilizaron servicios de Internet en el segundo trimestre, lo que supone un poco más que un año antes.

La CMT subrayó que, a pesar del contexto económico general, la penetración de los servicios de comunicaciones electrónicas en los hogares españoles aumentó. En concreto, el incremento más destacado fue el del servicio de Internet, que superó el 7 por ciento interanual y, en particular, la banda ancha, que casi llegó a seis de cada diez hogares.

No obstante, esta penetración de los servicios se vio afectada por variables demográficas como el tamaño del municipio en el que está ubicado el hogar, la edad de los miembros del hogar y por sus condicionantes socioeconómicos.

DIFERENCIAS SOCIALES Y GEOGRÁFICAS

Así, en el caso de Internet, el porcentaje de hogares con acceso a Internet ubicados en municipios de menos de 10.000 habitantes fue casi veinte puntos menos que los porcentajes en municipios de mayor población, de acuerdo con el regulador de telecomunicaciones.
En cuanto a la edad y estrato social, los hogares con miembros de 65 ó más años y los de clase social baja presentaron penetraciones de este servicio muy por debajo de la media nacional.

En concreto, la penetración de Internet en los hogares de clase alta ascendió en el periodo al 74,2 por ciento, lo que supone casi doblar a la de hogares de clase social baja y media baja. Así, para la mitad de los que no tienen este servicio, la razón para no contratar un acceso a Internet es que no poseen un ordenador, mientras que para una cuarta parte se debe que a que consideran el servicio caro.


pdfprintpmail