Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Fraude en Internet a través de los 906


Reproducimos a continuación, nota de prensa que desde el Grupo SEXOLE, grupo que desde 1996 se dedica a la producción y distribución de contenidos eróticos y relacionados con el ocio para adultos en Internet, nos ha hecho llegar sobre el fraude de los números 906




Apreciados Sres.:

El motivo de esta nota de prensa es hacerles conocedores del escaso impacto mediático y por tanto, la poca repercusión social, que ha causado la comparecencia de la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, denunciando la <>. Un negocio fraudulento que cada día es más frecuente en Internet -en algunas webs eróticas, concretamente en el servicio de Sexo en Vivo a través de webcams-, y cuya práctica no sólo supone un abuso de confianza sobre el público usuario de Internet, embaucándolo sin contemplaciones; también ejerce una competencia desleal sobre el resto de empresas que nos dedicamos a este sector, ofreciendo una imagen pésima de toda la industria del erotismo y ocio para adultos on line, y por extensión de todas las empresas que operan en la red.

Son miles los usuarios que, de buena fe, acceden cada día a sitios de contenidos pornográficos que ofrecen servicios de pago mediante publicidades absolutamente engañosas. Muchos de estos sitios anuncian descaradamente la gratuidad de unos servicios que de GRATIS no tienen nada: en lugar de eso, cobran su servicio mediante el cargo directo en la factura telefónica del usuario, al haberle marcado (la mayoría de las veces sin su conocimiento, ya que aparece camuflado como programa de descarga gratuita) un número de coste añadido tipo 906.

Otras veces la estafa no es tan descarada, y sólo se indica la NO necesidad por parte del visitante de tener tarjeta de crédito para efectuar el pago del servicio; sin embargo, como toda información del coste total que le supone la adhesión al mismo, se incluye una línea de letra pequeña, tras unos asteriscos, donde se asegura que el único cargo es el de la conexión telefónica. Menuda broma: algo más de 100 pesetas por minuto (más de 6.000.- Ptas. la hora) en el mejor de los casos. Al cabo de 2 meses, le puede llegar al usuario una factura de muchos miles de Ptas.

Además de atentar contra todos los usuarios de Internet, que acceden sin pleno conocimiento de las condiciones del servicio ofrecido, estas compañías lo hacen también contra el conjunto de empresas que nos dirigimos a este segmento del mercado. Propician en general con sus prácticas, un duro golpe a la escasa confianza en el comercio electrónico por parte del usuario medio de Internet.

En este sentido, el Grupo Sexole, que se dedica desde 1996 a la producción y distribución de contenidos eróticos y relacionados con el ocio para adultos en Internet, es la única empresa del sector que ha denunciado públicamente los hechos, y lo lleva haciendo desde principios de este año. Y ahora que la magnitud del fraude ha desembocado inevitablemente en denuncias ante las organizaciones de consumidores o el propio Ministerio de Ciencia y Tecnología, y ha alcanzado el grado de polémica en los medios de comunicación, desde el Grupo Sexole queremos seguir poniendo de manifiesto las argucias de estas "empresas" (dignas exponentes de la cultura del pelotazo) gracias a las cuales se están enriqueciendo unos pocos y se están causando graves perjuicios a muchos usuarios, familias y empresas de Internet en general.

Creo sinceramente que estas "empresas" están destrozando la confianza del mercado de usuarios de sitios de contenido para adultos, y están contribuyendo a ensombrecer la imagen de todas las compañías que lo formamos. Por este motivo, les ánimo a seguir investigando y que difundan la noticia, especialmente las consecuencias sociales del hecho, con el fin de alertar a los más de 6 millones de españoles que forman la comunidad internauta de nuestro país. Además de instar a los usuarios perjudicados, que sigan el Consejo de la Sra. Ministra Anna Birulés y denuncien los hechos ante las Asociaciones de Consumidores, las Asociaciones de Internautas o ante el propio Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Esto no es ninguna broma, en los 9 días que han pasado desde el reconocimiento oficial del fraude por parte de las máximas autoridades del Ministerio de Ciencia y Tecnología, los internautas españoles se habrán gastado más de 150 millones de pesetas en conexiones a líneas 906, la mayoría de veces sin su conocimiento,... y de momento todo sigue igual.

Naturalmente, estamos a su disposición para cualquier consulta que deseen hacernos sobre el tema.

Gracias por el tiempo dedicado. Un cordial saludo,

Nota de prensa de SEXOLE

pdfprintpmail