Archivado en Noticias, operadoras

La competencia entre operadoras dispara la velocidad de conexión a internet


La lucha por el mercado de banda ancha obliga a Telefónica, Jazztel y ONO a mejorar la velocidad de conexión a la red congelando precios





ÀLEX BARNET - LA VANGUARDIA . –

Las conexiones españolas a internet de banda ancha siempre han estado entre las que tenían una peor relación velocidad/precio de Europa. La lucha entre las operadoras por hacerse con este mercado emergente parece que, ahora, está cambiando el panorama. Jazztel (ADSL a un megabit por segundo), ONO (cable a un megabit por segundo) y Telefónica (que tiene previsto doblar la velocidad de sus servicios de ADSL manteniendo los precios actuales) están al frente de estos cambios, que, en una medida u otra, terminarán afectando a todos los proveedores de servicios y usuarios.

Este cambio se explica en la medida en que las infraestructuras existentes permiten, sin problemas, facilitar a los usuarios un ancho de banda mayor del que hasta ahora se comercializaba. Manteniendo los precios, las operadoras se aseguran el volumen de ingresos.

Numéricamente, la oferta de Telefónica es la más decisiva, ya que esta empresa domina claramente el mercado mayorista y minorista del ADSL. Esta tecnología, que cuenta con dos millones de líneas instaladas en España, lidera con mucha ventaja el mercado de la banda ancha, en parte a causa de la lentitud con la que el cable se está desplegando.

Telefónica ha solicitado ante la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) la autorización para duplicar las velocidades de sus servicios, manteniendo los precios actuales. De esta manera, una conexión de 512 kilobits por segundo costará 39 euros mensuales (lo que cuesta ahora una de 256 kilobits). Y una de un megabit por segundo costará 75 euros (el precio que ahora correspondía a una de 512 kilobits).

Hasta la llegada de las nuevas tarifas, que podrían entrar en vigor en septiembre, la operadora ha anunciado que regala la cuota mensual a quienes se abonen a sus servicios de ADSL entre el 15 de junio y el 31 de agosto.

Jazztel, por su parte, ha lanzado una promoción conjunta de conexión ADSL a un megabit por segundo más tarifa plana de voz por 39 euros al mes. Y tiene una oferta veraniega de suscripción similar a la de Telefónica.

Incógnitas

La operadora de cable ONO, otra de las empresas que participan en esta guerra de velocidades, ofrecerá, desde finales de este mes, conexión a internet a una velocidad de un megabit por segundo por 39,95 euros mensuales.

Todas estas buenas noticias para los usuarios, sin embargo, no están exentas de algunas incógnitas. Una es la velocidad real que ofrecerán las conexiones, ya que por contrato generalmente sólo se garantiza un 10 por ciento de la velocidad nominal. Un reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recogía que ésta ha sido la respuesta que han obtenido muchos usuarios cuando en los últimos meses han protestado por disponer de una velocidad más baja de la prevista.

El fenómeno que ahora se produce en España es el mismo que están viviendo otros mercados. Desde finales del 2003, Telecom Italia ofrece conexión ADSL a 640 kilobits por segundo al mismo precio con el que antes suministraba menos de la mitad de esa velocidad. En Francia, las líneas de 512 kilobits por segundo cuestan actualmente unos 30 euros.

En algunas zonas de Japón, la oferta propone una banda ancha totalmente avanzada, ya que existen conexiones de más de 30 megabits por segundo y de fibra óptica directa al hogar (que triplica esa velocidad), por precios que oscilan entre el equivalente a 45 y 90 euros mensuales.


pdfprintpmail