Archivado en Noticias, Cable

Ono triplicó sus ingresos en 2001, hasta los 142,9 millones de euros


Ono obtuvo ingresos por importe de 142,9 millones de euros (23.776 millones de pesetas) durante el ejercicio 2001, lo que supone triplicar los registrados en 2000, informó hoy el grupo proveedor de servicios integrados de banda ancha.



La compañía que preside Eugenio Galdón atribuyó este crecimiento al aumento del 99 por ciento que experimentó el número de clientes el pasado año, que cerró con un total de 333.997 abonados. La cifra de hogares pasados por su red de cable se incrementó un 58 por ciento en 2001 respecto a 2000, hasta los 1,4 millones.

En cuanto al resultado operativo (Ebitda), cerró 2001 con una pérdida de 57,2 millones de euros (9.517 millones de pesetas), un 2 por ciento más que en 2000, con lo que las pérdidas netas del grupo ascendieron un 72,2 por ciento, hasta 215,14 millones de euros (35.796 millones de pesetas).

El operador achacó este aumento de las pérdidas netas al crédito fiscal que, por importe de 97,3 millones de euros, tuvo que hacer frente en el cuarto trimestre del año por las bases imponibles negativas generadas en el ejercicio 2001.

Por contra, la compañía destacó la mejora que el Ebitda registró durante el cuarto trimestre del año, cuanto obtuvo una cifra negativa de 9,4 millones de euros (1.564 millones de pesetas), 2,1 millones inferior a la del trimestre precendente.

El operador considera que este hecho, junto al mantenimiento de los costes brutos, el "riguroso" control financiero y la evolución del negocio, le coloca en una "buena posición" para alcanzar un ebitda positivo en la segunda mitad de 2002, tal como tenía previsto.

Por su parte, el presidente de Ono, Eugenio Galdón calificó de "excepcional" el ejercicio de 2001, al considerar que la obtención de 1.500 millones de euros de financiación de sus accionistas y del mercado financiero y de bonos "garantizarán la ejecución del plan de negocio de la empresa".

En este sentido, Galdón avanzó que entre los objetivos del operador para el presente ejercicio, además de obtener un ebitda positivo, se encuentran también aumentar su presencia en el segmento empresarial con la incorporación de nuevos servicios y más clientes.

Del total de los casi 400.000 clientes con los que Ono cerró el año 2001, los que se suscribieron a la prestación de servicios de telecomunicaciones crecieron un 103 por ciento, hasta sumar 308.056, y lograr así una penetración en el mercado del 27,7 por ciento; mientras que los abonados a televisión por cable sumaron 232.199 (un 81 por ciento más).

Por su parte, los suscritos a servicios de Internet de Banda Ancha se triplicaron y ascendieron a 37.155, lo mismo que los abonados a Banda Estrecha, que sumaron 48.964.

Asimismo, el número de clientes empresariales creció un 58 por ciento, hasta sumar 4.829, de los que la empresa obtuvo un ingreso medio mensual de 277,9 euros (46.238 pesetas) por cada uno de ellos.

Además, a finales de 2001 un total de 1.399.514 hogares estaban pasados por la red de cable de Ono, cifra que representa un incremento del 58 por ciento respecto al ejercicio precedente. La red de cable del operador está actualmente en servicio en 60 ciudades, el doble que en 2002, y en construcción en otras 67, con lo que la red de fibra de Ono suma ya 5.712 kilómetros.

El grupo Ono está participado por el Santander Central Hispano, Val, Ferrovial, Multitel y Spaincom, que agrupa las participaciones de GE Capital, Bank of America y Caisse de Dépòt el placement du Quebec.

The EcoTimes


pdfprintpmail