Archivado en Noticias, Seguridad

Muleros, las nuevas víctimas de los "cibercacos" en la red de redes


El Scam es el nuevo timo por Internet. A partir del dinero de las víctimas del phishing se consigue blanquear la cifra con nuevos estafados a los que se les oferta un trabajo fácil y bien retribuido para realizar desde casa


NATALIA GÁMIZ/ VALENCIA/ Las Provincias . Si recibe en su ordenador por medio de un e-mail o por medio de un anuncio una fantástica oferta de empleo, en la que solo tenga que trabajar dos horitas al día, donde vaya a tener un buen sueldo, donde la tarea se pueda hacer desde casa y donde prácticamente no tenga que hacer nada de nada, desconfíe. Solo así podrá evitar ser víctima de una nueva modalidad de timo por la red, el Scam.

Se trata del segundo paso dentro de las víctimas del phishing. Los "cibercacos" consiguen blanquear el dinero que obtienen del primer timo por medio de una segunda víctima. La clave es que no queda ningún rastro de los ladrones de la red, sino que los que quedan registrados son precisamente las víctimas.

El primer paso de los timadores es engañar a alguien con el método del phishing. Es decir logrando las claves y cuentas bancarias de una víctima por medio de la falsificación de la página web de la entidad financiera a la que pertenezca el engañado. Luego atraen con la golosina del trabajo fácil a una segunda víctima. Con correos electrónicos, y ofertas irresistibles captan a los supuestos trabajadores, llamados muleros, estos les proporcionan una cuenta corriente a su nombre. Ahí empieza todo. Al tener las claves los estafadores hacen un ingreso bancario al mulero directamente desde la cuenta del estafado por phinhing.

"Una vez realizada la transferencia bancaria los estafadores avisan al mulero y le dicen que se quede un porcentaje del 5% que será su comisión de trabajo, el dinero restante tiene que enviarlo por medio de Money Gram o similares a un destino que los estafadores le indiquen. Allí estos sacaran el dinero por medio de una clave que solo ellos conocen. De esta forma no queda de los "cibercacos" ningún rastro ", explica José María Luque, responsable de la Comisión de seguridad en la red de la Asociación de Internautas, asociación sin ánimo de lucro y de ámbito nacional fundada en octubre de 1998 en Madrid.

Sin embargo, los muleros si que quedan registrados ya que ha sido su cuenta la que ha recibido la transferencia. Este es el último timo que se produce en la red y por el que se estafa miles de euros cada día.

Dudar, clave para la prevención

Las ofertas de empleo para realizar el timo del Scam suelen ser por medio de correos electrónicos, chats, etc. Las exigencias son mínimas, de esta forma se logra tener un campo amplío de posibles muleros. Por ejemplo la edad, se suele demandar personas entre 21 y 50 años. En cuanto a la experiencia o a la formación no exigen requisitos muy elevados. De hecho, en las ofertas se remarca que la educación especial no es necesaria, que las horas de trabajo se pueden combinar con otras tareas y además solo exigen una dedicación de una o dos horas al día. Se trata de adornar el anuncio, para que quede claro que le trabajo es fácil y está bien pagado, así es como se capta a las víctimas.

"Ante un mensaje de este estilo siempre hay que dudar e investigar. Por ejemplo una buena medida es ver si la empresa existe porque la mayor parte de las veces suelen ser entidades ficticias", explica Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas.

"Además, también puede mosquearte el hecho de que no queda claro el trabajo que te ofrecen, suelen ser ofertas poco concretas, ambiguas. Si al final no sabes muy bien qué tienes que hacer es mejor dejarlo. Eso también te debe hacer dudar", añade José María Luque.

Otra de las claves que hay que tener en cuenta, según la Asociación, es el idioma. Normalmente son mensajes en castellano, "pero se detecta de inmediato que ha sido traducido por un programa de ordenador, los departamentos no suelen estar en España sino que son extranjeros", afirman los responsables de la Asociación.

En principio se cree que las estafadores pertenecen a las regiones de Europa del este, ya que es allí donde piden que se les mande el dinero. "Aunque no descartamos que muchos estén trabajando desde países suramericanos, creemos que gestionados por ciudadanos del este de Europa", afirma José María Luque.

Al final las víctimas son tres, el estafado por phishing, el mulero y el banco que ha permitido la transferencia. Las entidades bancarias saben de esta técnica pero implican y denuncian directamente a estas víctimas del Scam, llevándoles al juzgado y obligando que devuelvan el dinero, según los responsables de la Asociación de Internautas.

Por último, Víctor Domingo y José María Luque destacan que hay más víctimas de las que se pueda pensar. La Asociación cuenta con un servicio para que se pueda denunciar este tipo de correos electrónicos de captación de víctimas. "Solo así, por medio del boca a boca se logrará reducir esta nueva estafa", concluye Víctor Domingo.

pdfprintpmail