Archivado en Noticias, Acceso

¿Cable o Adsl?


Si hiciésemos un 'ranking' de las diez palabras o expresiones más utilizadas en los últimos meses la de banda ancha se situaría en los primeros lugares, justo detrás de Estatut.


pdf
print
pmail
MIGUEL MORÁN/GIJÓN/ Ekcorreodigital.com. Para 4.970.001 de españoles(número de conexiones de alta velocidad en nuestro país, al finalizar 2005, según datos de la Asociación de Internautas ) la banda ancha es una realidad. La mayoría restante (la que no tiene claro que internet vaya a mejorar su calidad de vida) contempla atónita un bombardeo publicitario en televisión, radio y prensa sobre las excelencias de contratar una u otra compañía a precios, promociones y velocidades de lo más dispares. Internet no es una moda. Como alguien dijo vino para quedarse. Dentro de muy pocos años nadie preguntará si tienes conexión de banda ancha, de la misma manera que nadie pregunta si tienes frigorífico en un país de Occidente.

Se considera banda ancha o internet de alta velocidad aquel que permite la descarga de contenidos a velocidades por encima de 200 kbp/s. Las tecnologías más utilizadas y a precios más competitivos son el Adsl y el cablemódem. Otras como el satélite son más caras y se utilizan en lugares donde no tengan cobertura las otras dos (zonas rurales) y, por último, la más innovadora, el PLC, acceso a través de la red eléctrica que están probando compañías como Iberdrola en varias ciudades, pero que no acaba de despegar. Antes de adentrarnos en el profuso mundo de empresas proveedoras de internet deberíamos tomar una decisión: cablemódem o Adsl. Entre las ventajas del primero estarían la posibilidad de adquirir todo en uno, es decir, televisión, internet y teléfono. Todos los datos llegarían por el mismo cable. Esta opción evita la dispersión de compañías. No es necesario contratar a una empresa para la televisión de pago y a otra para el acceso a internet. La máxima velocidad que ofrece el cable a particulares en nuestra región es de 4Mb/640 Kbps (Bajada/Subida). La mayor desventaja que tiene el cablemódem frente al Adsl es que el cable es compartido entre todos los usuarios conectados de un mismo edificio. Eso supone que en horas punta, con un número alto de conexiones, se formen 'cuellos de botella' en los accesos y se reduzca considerablemente la velocidad. Dos datos a reseñar: en las asociaciones de consumidores se reciben menos quejas de los usuarios de cable que de adsl, aunque hay que tener en cuenta que éstos representan sólo el 25% de los usuarios de banda ancha en España (3.483.242 usuarios de Adsl frente a 1.053.000 de cable) y, si usted se decide por esta tecnología y reside en Asturias no tendrá más quebraderos de cabeza. Sólo un proveedor la ofrece: Telecable.

El Adsl, a diferencia del cable, no comparte su capacidad con otros usuarios. Esa sería una de sus ventajas. Asimismo, la irrupción del Adsl2+ ha roto la barrera de la velocidad. Tres empresas (Jazztel, Wanadoo y Ya.com) ofrecen a particulares una velocidad de 20Mbps/1Mbps. Con semejante presteza bajarse una canción en mp3 sería cuestión de segundos y un dvd completo nos llevaría 1 hora, aproximadamente. El mayor perjuicio que tiene esta tecnología es las muchas quejas que se reciben de clientes insatisfechos porque no cumplen las velocidades prometidas. Sólo unos pocos llegan a las velocidades ofrecidas. Para contratar online cualquiera de éstas se necesita una línea de teléfono convencional y residir en las zonas de cobertura.

Telefónica no ofrece los míticos 20Mb a particulares, pero pretenden captar clientes con una oferta todo en uno: Imagenio (llamadas gratis, locales y nacionales, Adsl a 1Mb y televisión a la carta). Antes de decantarse por cualquiera de las muchas opciones no está de más navegar por webs como www.bandaancha.st o www.internautas.org donde los usuarios tienen la última palabra.