Archivado en Gobierno y Leyes

CMT Y TELEFÓNICA DISCUTEN SOBRE DERECHOS DE LOS USUARIOS AL MARGEN DE LOS USUARIOS.

La CMT seguirá regulando las ofertas de Telefónica pese a las quejas de Alierta


Telefónica considera que la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) restringe su capacidad comercial con una regulación excesiva y discriminatoria. Su presidente, César Alierta, pidió ayer una regulación "mínima" y "única" que les permita competir con las grandes operadoras mundiales y que facilite a los ciudadanos el acceso a la sociedad de la información. El presidente de la CMT cree que aún no hay suficiente competencia para esa libertad.


pdf
print
pmail
RAMÓN MUÑOZ - Santander EL PAÍS - Economía Alierta considera que los Gobiernos europeos están más preocupados de regular que de impulsar la libre competencia y los derechos de los consumidores. A su juicio, Europa sólo puede ser competitiva frente a EE UU o Japón eliminando esas barreras regulatorias y propiciando la creación de un mercado único.

Las palabras de Alierta no tardaron en encontrar la respuesta del presidente de la CMT, Reinaldo Rodríguez: "El objetivo del regulador no es que las compañías españolas sean las primeras del mundo, sino que los ciudadanos disfruten de los mejores servicios y al mejor precio". Así que la CMT seguirá regulando la oferta comercial de Telefónica, y no le permitirá por el momento ni bajar excesivamente los precios del ADSL ni vender paquetes de ofertas integradas de fijo, móvil e Internet, dos de las exigencias más acuciantes de la operadora.

La contienda verbal tuvo lugar ayer en la inauguración del XX Encuentro de Telecomunicaciones de la Universidad Menéndez Pelayo, organizado por la patronal AETIC y la Fundación Telefónica.

Pese a todo, el presidente de Telefónica dio por sentado que esa regulación liberal se impondrá y forzará a que el sector de las telecomunicaciones en Europa viva un proceso de concentración similar al que ha acontecido en EE UU, donde cuatro operadores de móviles y tres de fijo se reparten el mercado, frente a las 79 y las 60 compañías europeas en esos mercados.

¿Y qué papel jugará Telefónica en esas fusiones? Ninguno, según su presidente, porque la multinacional española ya tiene una "escala correcta" en Europa tras las adquisiciones de la británica O2 y de la checa Cesky Telecom. "Nos hemos adelantado en ese proceso de integración".

Telefónica tampoco lo tendrá fácil para ofrecer a sus clientes una oferta de telefonía fija, móvil e Internet. El presidente de la CMT estima que es preciso primero que sus competidores tengan la capacidad de realizar la misma oferta. Y eso no ocurrirá hasta que no funcionen comercialmente los operadores móviles virtuales (OMV), compañías que alquilan la red para dar servicio.

Además de OMV como El Corte Inglés o Carrefour, antes de fin de año llegará al mercado Xfera. El presidente de la CMT señaló que Xfera pagará las mismas tarifas reguladas de interconexión que las demás compañías, pero podrá fijar libremente las que cobre a sus competidores por las llamadas que se dirijan a sus abonados.