Archivado en Sin Canon

LA CIFRA DE REPARTO A LOS AUTORES CRECE EL 49% RESPECTO AL PASADO AÑO GRACIAS A LAS TELEVISIONES

La SGAE bate todos sus récords


Los autores y creadores artísticos disfrutarán de un notable incremento en sus ganancias, según las cifras publicadas por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). En junio recibieron 135 millones de euros por la liquidación de derechos de los seis primeros meses del año, un 49% más que en el mismo periodo del año anterior y una cifra récord en la historia de la SGAE. Los derechos procedentes de las televisiones son el principal origen de este incremento: las cadenas abonaron 79,5 millones de euros, el doble que en la liquidación del primer semestre del año pasado.


RAMÓN MUÑOZ - El País Con toda seguridad, estas cifras récord avivarán la polémica a propósito del canon digital, que debe regular la compensación a los autores por la copia privada en diversos formatos, y cuya tramitación se encuentra paralizada por el desencuentro radical entre la SGAE y la industria de equipos electrónicos y telecomunicaciones, representada por la patronal Aetic. Los ministerios de Industria y Cultura terciaron en el enfrentamiento sin ningún éxito, y la fijación del canon quedó paralizada sine die.

La SGAE, la sociedad de gestión de derechos más importante de España, se queja de que la piratería y la copia ilegal cuestan al año cientos de millones de euros a los bolsillos de los autores, disuadiendo la creación artística. Por su parte, la industria denuncia el afán recaudatorio de la SGAE y la falta de justificación de sus ingresos.

La SGAE satisface a sus socios dos liquidaciones anuales -una en diciembre y otra en junio- de los derechos que recauda por la comunicación pública y reproducción de sus obras a través de la radio, la televisión, las discotecas, el alquiler de vídeo, la interpretación en directo y otros usos de las mismas.

La última liquidación de junio ascendió a 134,7 millones de euros, 44 millones más que en la de hace un año, según el balance que comunicó esta semana la SGAE a sus socios. De esa cantidad, 92 millones de euros provienen de la recaudación ordinaria efectuada en el primer semestre de 2007; los otros 42,7 millones, del cobro de atrasos a los usuarios del repertorio de los miembros.

La parte más llamativa de esta recompensa a la creación artística proviene de las cadenas de televisión, que abonaron como derechos 79,5 millones de euros, casi el 100% más del dinero repartido en el mismo periodo del pasado año (39,9 millones de euros). La SGAE señala que este aumento tan significativo se explica porque se han actualizado 38 millones de euros como atrasos. Sólo las cadenas de televisión de alcance nacional han generado derechos por valor de 65,7 millones de euros, un 136% más que en el mismo periodo del año anterior (27,7 millones). Pero, sin duda, el dato más relevante es el espectacular peso que tiene en esa recaudación TVE, ya que pagó 43,7 millones, el 66% del total. Esta proporción sorprende aún más si se tiene en cuenta que TVE, salvo en el caso de series de éxito como Cuéntame, se sitúa por cifras de audiencia como tercera cadena nacional, a mucha distancia de Tele 5 y Antena 3.

La causa es el reciente acuerdo que alcanzó la televisión pública con la SGAE a propósito de los derechos de autor, que incluía el compromiso por parte de TVE de pagar los atrasos pendientes desde enero de 2001 a junio de 2006. El nuevo acuerdo incluye a partir de ahora una regularización periódica del pago de los derechos de autor.

La segunda fuente de ingresos de los autores procede de la utilización de música grabada en establecimientos públicos, que sumó 19,8 millones de euros en el citado periodo de liquidación, con un aumento del 3,5% frente a los 19,1 millones de los seis primeros meses de 2006.

Los autores y editores percibieron de las emisoras de radio 8,2 millones de euros, un 4,9% más que la cantidad percibida el año pasado. Radio Nacional de España (RNE) ha satisfecho 2,17 millones de euros, casi cuatro veces más que en el mismo periodo del año anterior, en el que se liquidaron 574.810 euros. El aumento tan significativo corresponde a la regularización de derechos del año 2006. RNE ha adelantado al mes de abril el pago, cuando en ocasiones anteriores no lo hacía hasta mediados de año, por lo que no podía incluirla hasta la liquidación de fin de año.

También aumenta un 12% la recaudación por derechos de exhibición de las obras en las salas de cine, recaudando 6,5 millones de euros. Los derechos procedentes de la utilización del repertorio musical en vivo y en directo ascendieron a 3,99 millones de euros, frente a los 3,8 millones recaudados en junio de 2006.

En el balance negativo destaca el descenso del 7,5% en liquidación de derechos por televisiones en espacios públicos, que rondó los cinco millones. En 2007 entró en vigor el acuerdo marco al que llegó la SGAE con la Federación Española de Hostelería (FEHR) que regulaba las tarifas de una licencia única para la utilización de las obras, que afecta a los casi 300.000 locales de restauración repartidos por España.

También han caído los derechos procedentes del extranjero, de los 7,8 millones liquidados hace un año a los 7,5 millones liquidados este mes. Los países donde más derechos han generado los autores españoles han sido Francia (17%), Argentina (14%), Italia (11%), Estados Unidos (10%) y México (8%).


Enfrentados por el canon y el 'p2p'


Los creadores artísticos están abiertamente enfrentados a la industria que les permite trasladar sus obras al público. Nunca el divorcio fue tan profundo entre una pareja que está condenada a entenderse. Dos son los frentes de batalla: el canon digital y las descargas por Internet.

Las entidades de gestión de derechos, con la SGAE a la cabeza, denuncian que la industria tecnológica sostiene su negocio a costa de la copia ilegal de películas y canciones. Según sus cifras, en 2006 se grabaron en los hogares españoles 525 millones de horas de CD y 375 millones de horas en DVD de repertorio protegido.

Por su parte, los fabricantes, las compañías de telefonía y millones de consumidores -han presentado un millón de firmas contra el canon- denuncian el irracional afán recaudatorio de las sociedades de gestión.

La patronal Aetic, por ejemplo, denuncia que estas sociedades de gestión reclaman 1.200 millones de euros como canon anual para compensar la copia privada en dispositivos y soportes digitales.

La SGAE niega que ésa sea su petición y acusa a la industria electrónica de crear alarma social, pero tampoco concreta su reclamación.

En el otro frente también están las espadas en todo lo alto. La SGAE ha presionado al Gobierno para que regule las descargas desde Internet y, en particular, el intercambio de archivos persona a persona, el llamado p2p, al que considera primera fuente de piratería.

En un primer momento, el Gobierno se mostró dispuesto a aceptar sus reivindicaciones, pero los internautas y las operadoras de telecomunicaciones pararon en seco la reforma.

Una reforma que convertía a las compañías de acceso a Internet en policías de la Red, ya que tenían la obligación de denunciar a los abonados que realizaran descargas masivas, y a las sociedades de gestión en jueces, puesto que se arrogaban la potestad de bloquear los accesos de los usuarios que hicieran esas descargas.

IMPERIO INMOBILIARIO
SGAE: 10 edificios para pasarlo pirata



pdfprintpmail