Archivado en operadoras

SON INJUSTOS PORQUE IMPLICAN UN COSTE AÑADIDO AL CLIENTE

La trampa que encierran los 901 y 902: El consumidor es el gran perjudicado


Servicio de atención al cliente, ¿dígame? Seguro que en más de una ocasión ha escuchado esta frase cuando ha llamado a una compañía con la que ha contratado un servicio: banca, seguro, telefonía... Probablemente para ponerse en contacto con esa empresa ha usado un 901 o 902 y no una línea fija. ¿Por qué? Probablemente porque sólo conozca ese número de la empresa en cuestión, que aparece bien grande en todos sus anuncios en prensa o televisión. Y probablemente también porque no sepa que cualquier entidad que contrata una línea 901 o 902, previamente lo ha tenido que hacer de una línea fija a la que se le asociará en el futuro una 901 o 902.




Javier Táuler La Gaceta ¿Cuál es el truco entonces? La trampa consiste en que para acceder a los servicios de atención al cliente, las compañías ponen a disposición de sus clientes líneas 902 o 901 que tienen más coste para éstos que una línea de telefonía fija. Hay trampa, que no fraude, porque el Plan de Numeración vigente en España, aprobado en diciembre de 2004, lo permite.

Líneas telefónicas

En España, las líneas 901 y 902 se han liberalizado. De tal forma que el coste de la llamada dependerá del operador telefónico que haya contratado cada compañía. Los 901 se conocen como llamadas compartidas, puesto que el coste se reparte entre el llamante y el llamado. Por ejemplo, si llama a la Oficina de Atención del Ministerio de Industria, pagará 0,042 euros por el establecimiento de llamada y otros 0,033 por el minuto de uso. Esta última tarifa es la que corresponde a Telefónica. Aunque podría variar si el operador contratado por Industria fuera otro.

Sin embargo, los 902, muy usados por las compañías para atención al cliente, son líneas cuya estructura tiene bien diferenciadas dos caras. La negativa, que corresponde al llamante, puesto que el coste de la llamada corre íntegramente a su cargo. Y la positiva, de la que se benefician las empresas. Porque este tipo de línea permite agrupar bajo el mismo número varios centros de una misma compañía distribuidos por toda la geografía nacional. Asociada a esta ventaja esta otra no menos importante para las empresas: la imagen. Su servicio de atención al cliente está representado por un mismo número, para toda España, de tal manera que, por ejemplo, no se asocia a ninguna región determinada.

Sacar los colores

El océano internet permite descubrir los teléfonos fijos que se esconden detrás de los 901 ó 902. La web No más números 900 (www.nomasnumeros900.com) ofrece una sencilla aplicación que permite buscar el nombre de una empresa que opera en España y detectar los números fijos asociados a sus líneas 901 o 900.

Junto a esto, la web ofrece información detallada sobre las tarifas de éstas y otras líneas telefónicas como 803, 806, 807, 907, 904 o 905. Además, presenta un formulario para conocer cuál es el coste más económico para el consumidor en función del tipo de llamada, franja horaria y operador contratado. También dedica un espacio a los prefijos gratuitos 800 y 900. Únicos casos en los que el usuario no paga nada por el servicio que recibe. Estos números, que surgieron a partir de 1992, suelen pertenecer a organismos oficiales o a empresas de telemárketing o televenta. Con ellos pretenden dar una respuesta masiva para sus promociones, además de fidelizar a sus clientes.

SON INJUSTOS PORQUE IMPLICAN UN COSTE AÑADIDO AL CLIENTE.

La Asociación de Internautas denuncia ante la Audiencia Nacional el abuso de los 902



pdfprintpmail