Archivado en operadoras

ALTAS Y BAJAS EN SERVICIOS SMS - MMS

Tan fácil... ¡Tan difícil!


Hace sólo 25 años nadie era capaz de imaginar que se podría llevar un terminal telefónico en el bolsillo del pantalón ocupando menos espacio aun que la documentación personal; hace quince años a muy poca gente se le hubiera ocurrido la posibilidad de mantener una videoconferencia con los antípodas en tiempo real con un terminal de semejantes características... Las capacidades de la telefonía, fija y portátil, se han ido multiplicando de forma exponencial.


pdf
print
pmail
Nadie puede dudar que estemos en la era de las telecomunicaciones y de la información. Nunca en la Historia de la Humanidad fue tan simple recibir información: no en vano esto es ya, especialmente en el llamado Primer Mundo, la Sociedad de la Información. Esa facilidad para recibir y transmitir información ha ido creciendo al mismo ritmo que se han multiplicado las posibilidades de acceso. Rara es ya la publicidad, especialmente televisiva, que no añade un «envía ALTA al xxxx».

Sobre el papel todo es muy sencillo: Envío un mensaje de texto al número indicado en la publicidad y recibo en mi terminal mensajes, ya sean de texto (SMS) o multimedia (MMS) con información de mi supuesto interés, tonos para los móviles, juegos Java, fotos de mi cantante favorito, vídeos... El catálogo es extensísimo: Solamente gestionados por Movistar, aunque accesibles a cualquier operador, hay más de 250 servicios diferentes que abarcan desde noticias de deportes (más de 65 accesos) a resultados de sorteos (Lotería, Bonoloto, Once, etc.)

Prácticamente todos siguen el mismo patrón: envías el mensaje SMS con tu móvil (0,15 Euros/mensaje) para darte de alta y el proveedor del servicio cobra un cantidad fija, que oscila entre los 0,15 Euros y los 1,50 Euros, por cada comunicado que nos envía; en algunos casos, los menos, son servicios de suscripción con una cuota fija diaria o semanal.

En muchos casos, especialmente si hablamos de tonos o juegos, además del mensaje o mensajes que hemos de enviar luego hay que añadir una conexión vía GPRS o UTMS para poder descargar realmente lo que queremos. Y esta información normalmente no se da a los usuarios o se hace de una forma poco clara.

Me he cansado de recibir información, O simplemente: Esto no es lo que yo quería, no es lo que yo esperaba o he encontrado un medio mejor de obtenerla. En teoría la baja es tan fácil como el alta: «envía BAJA al xxxx», pero sólo en teoría.

Los foros de internet están plagados de personas que preguntan cómo darse de baja de ese servicio en el que se han apuntado ellos o, normalmente, un hijo con ese móvil que le regalaron en Reyes y que se come el saldo de la tarjeta a marchas forzadas. Sólo como dato: Si en el buscador de nuestros foros (http://foros.internautas.org) le pedimos que busque «baja tonos» aparecen casi 1.500 mensajes y cerca de 400.000 lecturas.

Si tan sencillo es proceder a esa baja ¿por qué hay tanto desconcierto entre los usuarios? Si la publicidad de los proveedores de estos servicios, a veces ajenos a los operadores de telefonía aunque no siempre, fuera veraz y fiable no habrían tantas dudas y enfados entre los que hacen uso de esos servicios. El proceso de baja ha de ser como mínimo tan sencillo y claro con el de alta.

Amplío mi duda: Muchos de los contenidos que se ofrecen por estos medios están destinados exclusivamente a mayores de 18 años: pornografía, juego, videochat... La lista es larga pero desconozco la manera en que proveedores y operadoras verifican que se cumple la condición; únicamente tengo constancia de la advertencia que aparece en la publicidad.

Sí sé una cosa: el proveedor de estos servicios, y no la operadora, es quien está obligado a verificar todas las limitaciones legales que se imponen; es su obligación verificar que quien envía el mensaje es quien dice ser y cumple las condiciones legales fijadas.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, las operadoras de telefonía móvil son meros transmisores de la información ya que ni siquiera son ellas quienes facturan el servicio contratado. El servicio lo factura, a través de la operadora, el proveedor de servicios. Si quien sirve la información actuara ciento por ciento acorde a la Ley prácticamente no habría reclamaciones de los clientes. Si quien al fin y al cabo cobra se preocupara de algo más que de emitir la factura casi no existirían las quejas de los usuarios.

No se puede negar que siempre se van a producir situaciones en las que ya sea de mala fe o por error a al alguien que no lo ha solicitado se le envían, y se le cobran, este tipo de mensajes. Y precisamente si quienes sirven estos productos aplicaran la ley de forma correcta, identificando de forma inequívoca al contratante, se evitarían muchos de estos problemas.

Desgraciadamente seguimos en el mismo sitio de tantas otras veces: Todo son buenas palabras; No se preocupe Ud. que el proceso de baja es inmediato en el momento que recibamos el mensaje de baja... Lo que no dicen es cuantos mensajes de baja hay que enviar para que sea inmediato. ¿No le suena a nadie esto? ¿Cuántas veces hemos oído que a una persona la han incluido en el ASNEF o en el RAI por no pagar una línea de teléfono que estaba dada de baja?

Estamos, una vez más, volviendo a lo mismo: Es necesario que un particular, al que no asuste liarse la manta a la cabeza y lanzarse cabeza a la maraña de la legislación vigente, presente la pertinente denuncia hasta sus últimas consecuencias. Sólo después de unas cuantas sentencias favorables a los usuarios las empresas se darán cuenta de que no se puede ir ?pisando los callos? de nadie.

Angel Matilla


GUÍA DE ALTAS Y BAJAS DE LOS SERVICIOS SMS- MMS.

Informaciones facilitadas por el usuario Morfheo de foros.internautas.org


Regulación de los SMS y MMS Premium
OPERADORAS DE MENSAJERÍA ESPECIAL (SMS PREMIUM)
Altas y Bajas servicio E-mocion

GUÍA DE ALTAS Y BAJAS DE LOS SERVICIOS SMS- MMS. Informaciones facilitadas por el usuario Morfheo de foros.internautas.org

Regulación de los SMS y MMS Premium

OPERADORAS DE MENSAJERÍA ESPECIAL (SMS PREMIUM)

Altas y Bajas servicio E-mocion