Archivado en Sin Canon

Sastrón dice que «ya está pagada» y Reixa que intentará revocarla si Teddy ha causado daño patrimonial a la entidad

La SGAE asegura que la pensión de Bautista es irrevocable


«Todo lo que ha pasado en la SGAE es un despropósito bien organizado del que somos responsables los socios porque hemos dejado que las cosas pasaran». Así de contundente se manifestaba ayer Fermín Cabal, miembro de la entidad que encabezó una de las iniciativas para refundar la entidad de gestión tras la entrada de la Guardia Civil a la sede el pasado 1 de julio con motivo de la investigación abierta por la Audiencia Nacional. Ante la noticia desvelada ayer por ABC del inmediato pago de la pensión, de 23.000 euros al mes, a Teddy Bautista gracias a un fondo de pensiones pagado por la SGAE, Cabal afirmó que era algo «que no está bien, pero es legal. Que lo disfrute. Nos tendremos que aguantar como con tantas otras cosas. Todo esto lo negoció Bautista, que es una persona lista e inteligente. Otra cosa es la consideración moral que tengamos».


pdf
print
pmail
Susana Gaviña / ABC.- Fuentes de la propia entidad de gestión confirmaban ayer a ABC que la pensión es «irrevocable». De la misma opinión fue José Miguel Fernández Sastrón, candidato a las próximas elecciones de la SGAE.

La pensión ya está pagada. Lo que habría que cuestionarse es cómo se ha pagado ese fondo de pensiones que se ha realizado en muy pocos años (alrededor de diez), y no en treinta años, como suele ser lo habitual». Al parecer, la decisión de establecer este acuerdo fue debido a la imposibilidad de Bautista de poder cobrar una pensión contributiva, ya que había empezado a cotizar en 1999. Durante la última década la entidad destinó cada año una importante cantidad como previsión para dicho fondo de pensiones. La suma final superaría los dos millones de euros, gestionados por la empresa Watson Wyatt. Para Fernández Sastrón, la SGAE ya no tiene nada que decir sobre este acuerdo «que se firmó cuando Bautista no tenía ninguna imputación». Otra cosa es que de las causas abiertas contra el exdirectivo se produzca alguna responsabilidad penal y civil, «y él se respalde en ella para responder». Lo que sí considera «inmoral» es el hecho de que el exdirectivo hubiera demandando a la entidad —pidiéndole 1.400.000 euros— por despido, «cuando él dimitió por unas causas lamentables».


Quien se mostró más beligerante fue el otro candidato a la dirección de la SGAE, Antón Reixa, que calificó de «mala noticia» el pago de la pensión. Y aseguró que, «si llegamos a la Junta Directiva, no vamos a dejar esto así. Si se demuestra que la conducta de Bautista ha producido algún daño patrimonial a la entidad, buscaremos alguna manera para anular ese acuerdo, porque no tiene sentido pagarle ningún tipo de compensación». Y añadió, haciendo referencia al juicio por despido, que su intención es reformar los estatutos de la SGAE, pues «no incluyen ninguna forma de destituir al presidente del Consejo de Dirección. La única manera de que se vaya es que dimita».