Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

La apertura telefónica acaba en un laberinto jurídico


La apertura del mercado de las telecomunicaciones arrancó el día 1 de diciembre de 1998. Cuatro años después, los pobres resultados y los conflictos jurídicos continúan siendo el principal debate del sector.



pdf
print
pmail
M.Á.P. Madrid.-

El día 1 de diciembre de 1998, en España empezó oficialmente la liberalización del mercado de telecomunicaciones. Todo aquel operador que quisiera entrar a competir con Telefónica en telefonía fija podía hacerlo solicitando previamente una licencia a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. Entonces, los responsables de la Administración vaticinaban un paraíso económico para todas las operadoras, convencidos como estaban de que la competencia bajaría los precios, y esto a su vez impulsaría la demanda. Era la teoría del pastel para todos. Cuatro años más tarde, el cuadro es radicalmente distinto.

Cuota

Telefónica sigue manteniendo una cuota de mercado de alrededor del 85 por ciento, lo que se considera una cifra demasiado alta en comparación con otros mercados europeos. Independientemente del debate de si esa cifra debería haberse estrechado más o no, lo que nadie discute es la fuerza con la que Telefónica ha defendido su cuota de mercado. Además de apoyarse en su eficiencia como operador (probablemente la mayor en todo el contexto europeo), Telefónica no ha dudado en utilizar cualquier artimaña legal para intentar bloquear el paso de los nuevos operadores.

Protagonista

En la Audiencia se acumulan más de un centenar de conflictos jurídicos relacionados con las telecomunicaciones, y en una buena parte tienen como protagonista a Telefónica. Bien en el enfrentamiento de ésta con otros operadores, o bien en la batalla de Telefónica con las autoridades reguladoras. Los órganos reguladores, por otra parte, mantienen abiertos decenas de expedientes relacionados con Telefónica, de los cuales varios han acabado en sanción. Si bien es cierto que otras operadoras como America Telecom y Jazztel han recibido sanciones por parte de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, es Telefónica la que más multas acapara. La operadora que preside César Alierta no sólo es la empresa que más multas acumula frente a la CMT, sino que, además, es la compañía que más sanciones suma por problemas de competencia ante organismos oficiales.

En total, Telefónica acumula multas por valor de 56 millones de euros por vulnerar la libre competencia, impuestas tanto por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones como por el Tribunal de Defensa de la Competencia. Los conflictos han sido numerosos en todos los campos, pero sobre todo destacan los de prácticas comerciales abusivas y los de interconexión con el resto de operadores que tratan de incorporarse al mercado de telecomunicaciones.

Reproducido de Expansión