test velocidad en internet


Archivado en operadoras

opinión angel matilla

¿También es "para siempre"?


El 27 de marzo del año pasado nos encontrábamos que aquellos contratos que habíamos firmado "para siempre" con Telefónica tenían fecha de caducidad; descubríamos así que esa expresión llevaba implícita fecha de caducidad.




Tras recibir en la última factura de esta multinacional el aviso de que nuevamente me subían la factura mensual nuevamente, y a pesar de mi mala experiencia con otros operadores de telefonía, me puse a buscar posibilidades que al menos no me perjudicaran.

Miré las webs de los diversos proveedores que podían darme servicio en mi domicilio. De repente me encontré con una expresión tan conocida como, por desgracia, falsa ante al experiencia sufrida.


La multinacional francesa ofrece unas condiciones "para siempre"... ¿Para siempre es dentro de un año?

Publicidad engañosa

No es la primera vez que France Telecom, propietaria de esta marca comercial, es obligada a suprimir o modificar su publicidad por no ajustarse la misma a la normativa vigente. En su momento nos hicimos eco de ello:

En ese momento la guerra estaba declarada por lo que las empresas dieron en llamar "tarifa plana" y nosotros conocíamos como "tarifa ondulada" y la multinacional francesa demostró que las resoluciones de Autocontrol le daban lo mismo; veremos si dentro de unos meses no tenemos que rescatar nuevamente estos recordatorios.

A todo esto se suma por desgracia que en el caso del "para siempre" de Telefónica, ni Autocontrol, que no deja de ser una asociación a la que de forma voluntaria se adhieren las empresas, ni casi ningún organismo oficial quisieron decidir sobre la falsedad de esa publicidad. Quien podía haber sancionado a Telefónica, caso de la CNMC, optó por la "vía de en medio": como la publicidad ya no está vigente no hay nada que sancionar. Por cierto no he sido capaz de encontrar esta resolución de este organismo.

¿Vale de algo la normativa?

De verdad: Cada vez estoy más convencido que las grandes empresas, como muchos políticos, sólo acatan la normativa vigente cuando la misma les beneficia; ¡qué difícil es que un particular logre doblegar a una gran empresa! Y en el caso de la publicidad existe un normativa comunitaria que obliga a todos; la publicidad, a pesar de lo que piensan muchos, es vinculante... O debería serlo.

Estoy totalmente convencido que dentro de un año tendremos que volver a desempolvar todas estas noticias y artículos sobre que significa "para siempre" dependiendo de quién lo lea.

Angel Matilla es miembro de la Junta directiva de la Asociación de Internautas



pdfprintpmail