Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Las grandes redes sociales, a la caza del terrorista


Ponen una base de datos común para indentificar contenidos. Hasta ahora se negaban a cooperar con las autoridades antiterroristas. Las asociaciones de usuarios están preocupadas por la libertad de expresión




LUIS DE LA OSADA Te interesa.es.- Los nuevos yihadistas ya no visten con túnicas y turbantes ni se infiltran en las mezquitas para captar a sus nuevos activos. El terrorismo 2.0 se caracteriza por la supresión de antiguos distintivos para integrarse en la sociedad actual. Ahora visten a la moda y se mueven en redes sociales. Por ello las grandes compañías dueñas de estas aplicaciones -Youtube, Facebook, Twitter y Microsoft- se han unido con el objetivo de "frenar la propagación de contenido terrorista online".

"A partir de hoy, nos comprometemos a la creación de una base de datos compartida entre las compañías de la industria que contenga imágenes, post de reclutamiento y vídeos de contenido terrorista que vamos eliminando de nuestro servicio". Así comienza la declaración de intenciones que han esbozado las cuatro grandes en un comunicado. Su objetivo es mejorar la eficiencia en la censura de este tipo de material propagandístico.

Los sistemas de seguridad de las redes sociales ya eliminaban cualquier asunto relacionado con el fanatismo islámico o cualquier otro movimiento terrorista, al igual que las imágenes violentas, de mal gusto o que incumpliesen sus políticas de funcionamiento. Sin embargo, no existía ningún mecanismo de detección rápida. Además, el contenido podía continuar publicado en otra red social de la competencia y ser desconocido para los servicios de seguridad competentes.

"Los voluntarios pueden informar sobre las imágenes o vídeos relacionados con el terrorismo que identifiquen en sus plataformas. Entonces, las compañías responsables de las redes sociales eliminarán de inmediato el contenido y lo pondrán en conocimiento de la base de datos", subrayan en el comunicado.

Te Interesa se ha puesto en contacto con estas empresas, pero ninguna ha respondido a nuestras preguntas.

Las cuatro tecnológicas se habían negado hasta ahora a cooperar con las autoridades en la lucha antiterrorista. Con la nueva alianza, todas están de acuerdo en localizar el contenido y eliminarlo de inmediato. Algo que también beneficiará a los cuerpos y fuerzas de seguridad nacionales, además de enriquecer la información de los servicios secretos internacionales.

Twitter para organizar los viajes

Quizá, de las cuatro, Twitter sea la red social más pública e indiscreta. La Unión Europea esgrimía en un informe recogido por el DailyMail el pasado mes de diciembre que los retornados a suelo europeo utilizan esta aplicación para contactar con sus familiares o conocidos.

La mayoría de los terroristas que vuelven desde Siria, Irak o Libia son capturados gracias a la monitorización de sus aparatos tecnológicos por parte de las fuerzas antiterroristas. En España, se han detenido casi 180 (69 de ellos en 2016) desde que se elevó la alerta a Nivel 4. Los dos últimos fueron arrestados en Madrid cuando preparaban un atentado con AK-47 y granadas de mano, según fuentes policiales.

El Ministerio del Interior calcula que actualmente 30 yihadistas están en España. Se trata de números relativamente bajos si se comparan con otros países europeos como Francia y Alemania. Ahora se espera que la coalición formada por Youtube, Facebook, Twitter y Microsoft contribuya a que esa cifra se reduzca.

Los usuarios preocupados por su privacidad

Las agrupaciones de usuarios de Internet están inquietadas por la poca información que han facilitado las compañías y, sobre todo, en qué afectará a la pérdida de privacidad. Sus reacciones son unánimes. "Me parece muy bien que quieran comprometerse con la seguridad nacional, pero me preocupa que sean ellas las que resuelvan el conflicto y no los gobiernos. Esto puede afectar a la libertad de expresión", manifiesta Miguel Pérez Subías, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet.

En el mismo sentido apunta su homólogo Víctor Domingo. El presidente de la Asociación de Internautas cree que "se están cometiendo errores muy graves con los ciudadanos, ya que la toma de estas decisiones le corresponden a los jueces y no a las empresas tecnológicas".

Las corporaciones han preferido individualizar sus prácticas en este asunto: "Cada compañía continuará aplicando su práctica de transparencia y de revisión de las solicitudes de los gobiernos, así como conservar su propio proceso de apelación de las decisiones de expulsión y quejas". Aun así, todas se muestran "comprometidas" a proteger la privacidad de los usuarios y su capacidad para expresarse con libertad y seguridad en sus plataformas. 


pdfprintpmail