Archivado en Mundo Internauta

Anna Nylander

Descubriendo los límites


Yo entré en el mundo de Internet hace 12 años. Por aquel entonces nadie realmente sabía donde nos iba a llevar. Fue una experiencia muy enriquecedora trabajar y construir el futuro. ¿Qué posibilidades tiene Internet y cuáles son sus límites?


pdf
print
pmail
Al día de hoy todavía no lo sé, pero lo descubro más y más cada día. La persona que no tiene acceso a Internet hoy en día vive fuera de nuestra sociedad. No trata solamente de crear una cuenta en Facebook o utilizar los “apps” para presumir donde estás ahora mismo sino de un mundo de información qué está disponible para todos.

Evidentemente hay aspectos negativos en el uso de Internet pero de la misma forma si el coche no hubiese existido tampoco tendríamos accidentes de tráfico.

Soy casi una “Internauta-24-horas”. Utilizo Internet para escribir emails, leer noticias, comprar un viaje o la comida del supermercado, hasta vender ropa y productos de casa que ya no utilizo e incluso reservar un taxi para ir al aeropuerto.

Entrar en un mundo nuevo y comprarlo todo

Mi primer contacto con el mundo virtual fue cuando en el año 1999 empecé a trabajar en Neworldcity.com. Era una empresa española cuyo ambicioso objetivo era la comercialización de espacios virtuales en 3 dimensiones y el contacto entre empresas B2B mediante un interface en forma de ciudad virtual.

Después de un periodo de aprendizaje en esta empresa, me fui a un e-commerce. La empresa LetsBuyIt.com era una empresa europea que invitaba a los internautas a realizar compras conjuntas via Internet. Me acuerdo que difícil era el reto que teníamos por adelante, convencer a unos consumidores para hacer la compra via Internet.

Como ya sabéis el boom fue al final crash!!! y me tuve que cambiar de trabajo. Eso sí, en aquel momento fue apasionante descubrir que comenzaba a aportar Internet.

Intercambio

Todavía hoy sigo descubriendo nuevos límites y todo lo que me puede ofrecer el mundo de Internet. Este verano quería dar un paso más.

Trabajo como consultora de comunicación en empresas multinacionales. Muchas veces hago proyectos globales donde no tiene importancia en que parte del mundo estoy trabajando. Así que ahora deseo seguir trabajando en proyectos de comunicación o marketing desde España.

Hace un mes decidí coger dos semanas de vacaciones para ir a Madrid a buscar trabajo, lo primero que hice fue entrar en Internet.

Me metí en Internet y encontré una página web para hacer un intercambio de casa. Creé mi perfil enseñando mi casa en Estocolmo y solamente una semana después de haber estado en contacto con gente de todo el mundo ya tuve muchas opciones de intercambios en España.

La dueña de la casa, desde donde estoy escribiendo este artículo, aquí en Madrid y yo solo hablamos por teléfono via Skype antes de hacer el intercambio. Ella es diseñadora gráfica así que no solamente me deja la casa sino que quizá creará mi nueva página web.

Me encanta tener la posibilidad de viajar, conocer a gente y que salga todo gratis por hacer un intercambio.

Gracias al intercambio me pude coger dos semanas de vacaciones y estar por aquí a presentarme en reuniones, en empresas, a headhunters y contactos en el mundo comunicación. Al mismo tiempo estoy escribiendo un artículo sobre mi experiencia desde la casa en el centro de Madrid.

Ahora me toca seguir descubriendo los límites a ver donde me lleva gracias a Internet y como puedo utilizarlos para conseguir mis metas.


Artículo de opinión de Anna Nylander,.