Archivado en Noticias, P2P

Las páginas que siguen ofreciendo películas gratis en internet


Lo cierto es que cada día es más difícil ver una película en internet. Entre unos y otros han conseguido que, lo que debería ser de libre acceso, se haya convertido en un 'via crucis'. Afortunadamente, no todo está perdido...




David Sarabia en Gonzoo.- Eran los 2000. Los maravillosos años 2000. Los hermanos Wachowski rodaban Matrix y provocaban que aproximadamente una de cada dos personas se preguntase si el mundo en el que vivía era real. Tarantino presentaba a una novia despechada recorriendo medio planeta para vengarse de sus asesinos en Kill Bill. La Tierra Media nunca fue tan grande de la mano de Peter Jackson y El Señor de los Anillos. Comprobaste la cruda realidad de las favelas en Brasil poniéndote en la piel de Ze Pequeño. Sentiste la impotencia de Máximo Décimo Meridio al haber sido asesinada toda su familia y Guy Fawkes te mostró el camino para derribar al líder. A su vez, tú te descargabas todas esas películas, dando las gracias a quien fuera que inventase las redes P2P y, más tarde, a las propias webs de descargas.

Pero llegó el 2011 y con él, el declive. Primero fue la llamada Ley Sinde y tres años después, la Ley de Propiedad Intelectual (LPI). A día de hoy, encontrar una página web para ver una película online es difícil, pero no imposible. La ley, que salió adelante con los 172 votos del Partido Popular, se aprobó el pasado 14 de febrero. A pesar de todo, esa manida frase de "No se le pueden poner diques al mar", sigue teniendo tanta fuerza como vigencia.

La LPI está vigente desde el 1 de enero. Prevé multas de hasta 600.000 euros para todas aquellas páginas web que muestren o enumeren enlaces a otras páginas en las que se puedan ver películas. Un comité creado por el Gobierno puede, sin necesidad de orden judicial, cerrar cualquier página web de enlaces en función de si lo estima conveniente o no. Exactamente lo que les ocurrió a las webs seriespepito y peliculaspepito el pasado diciembre. Anteriormente, ya les tocó el turno a peliculasyonkis, seriesyonkis y videosyonkis.

Vdevendetta

Luz en el horizonte

Pero no todo iban a ser malas noticias. A pesar de todas las restricciones, a pesar de todas las barreras y de las cuantiosas multas, aún hay algunos portales que continúan ofreciendo (y considerando) a la cultura como un bien común. Siempre hay alternativas. Más, incluso, en internet. Pablo Neruda lo expresó así de bien: "Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera". Entonces, ¿cuál es el 'truco'? Alojar la web en otro país. Hagamos un mini barrido por algunas de las webs para ver películas online más punteras del momento.

En Seriesyonkis se han limitado a cambiar el dominio .com por el de .sx, perteneciente a la isla caribeña de San Martín. Como las antiguas seriesyonkis, pero con sabor tropical. La archiconocida Seriesly se vio obligada a quitar todos sus enlaces. Ahora funciona como red social y como foro de debate de cine y series. Su dominio está alojado en Libia (.ly) y solo se puede acceder mediante invitación.

Monsterdivx lleva vigente desde 2011, y alberga más de 3.000 películas y capítulos de series. Sus servidores se encuentran en las islas Tuvalu, en Polinesia. En Peliculasflv han subido un tutorial a YouTube para que sepas cómo manejarte por la página. Utiliza reproductor VK y los servidores están alojados en Colombia.

Otro buen ejemplo de página para ver películas en internet es Gnula. Esta web aloja, dependiendo de qué contenido se seleccione, hasta 10 'mirrors' (servidores) distintos en los que poder ver la película. El dominio es .biz. El caso de Repelis es singular: con dominio de las islas Tuvalu también, su staff es mexicano. Antes solo contaba con películas en inglés y latino, pero desde que se cerró peliculasyonkis, ha comenzado a introducir links en castellano.

Tequilaz cuenta con un extenso catálogo de películas y series, pero la excesiva publicidad puede dificultar la navegación. Por cada click, se abre un pop-up. Mención aparte merece Somosmovies, que además de poder reproducir la película desde la misma web, ofrece la posibilidad de descargarla a través de plataformas como MegaUpload, Shared, Shockshare...


pdfprintpmail