Archivado en Gobierno y Leyes

EL CONFIDENCIAL

“Si la Ley Sinde tiene que cargarse una página ésta debería de ser Google”


Este jueves entró en vigor la nueva legislación que pretende evitar la descarga ilegal de contenidos protegidos por derechos de autor en Internet, la tristemente famosa Ley Sinde. O, mejor dicho, Sinde-Wert, porque lo cierto es que el PSOE no tuvo tiempo para llevar la polémica norma a buen puerto. Prefirió dejársela al PP. A partir de ahora, cualquier titular de derechos de propiedad intelectual que considere que un sitio de Internet está utilizando o ha utilizado sus obras sin permiso, puede acudir a una Comisión de la Propiedad Intelectual para pedir que se inicie un procedimiento. Esto, al igual que la Ley SOPA en EEUU, también afecta a los sitios de enlaces, porque no se podrá alegar que no conocen las páginas con las que conectan.


pdf
print
pmail
Alberto G Luna – El Confidencial.- Hablar de la Ley Sinde-Wert no es fácil. Tanto es así que muchas fuentes consultadas prefieren no involucrarse ni hacer declaraciones por temor a perjudicar ciertos intereses. No es para menos. En liza están los derechos de autor frente al libre intercambio de contenidos en la Web. Y en eso nadie se pone de acuerdo. Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas asegura que con la nueva ley “el juez se convierte tan solo en un mero espectador, la voz cantante la lleva la comisión”. “Además -añade-, Series Yonkis o B Torrent ya fueron juzgadas, incluso sus responsables fueron detenidos y, al final, absueltos del delito de intromisión a la propiedad intelectual. ¿Cómo puede una comisión ir en contra de lo que ha dictado un juez? Si tienes que cargarte una página tiene que ser Google, que es la principal página de descargas”. Sin embargo, el mayor problema que alega la mayoría de detractores de la polémica ley es procesal.

Fuentes del ministerio de Cultura explicaron a El Confidencial que “cuando se presenta una solicitud para retirar un contenido o cerrar un site lo primero que se hace es presentarlo a la Comisión de la Propiedad Intelectual, que lo revisa y si ve indicios de delito solicita al juez de lo Contencioso-Administrativo que identifique al propietario. Después es cuando requiere a la persona responsable de la página que retire de forma voluntaria los contenidos supuestamente vulneradores de la propiedad intelectual”. Si no lo hace es un juez el que decide, pero “¿quién se arriesga a no cerrar con el sistema que están construyendo y las multas a las que te enfrentas?”. La pregunta se la hace Ofelia Tejerina, abogada especialista en propiedad intelectual, que reconoce aconsejar siempre a sus clientes que den de baja sus páginas. “Hay amenazas de hasta 100.000 euros”, añade. “Además, lo que no puede ser es que la simple sospecha por parte de la comisión de que se ha cometido un delito conlleve el cierre de páginas Web. El juez solo interviene cuando el afectado se niega por su propia voluntad a cerrar la página”.

Desde el propio ministerio de Cultura niegan que haya sanciones. David Bravo, abogado y experto en Propiedad Intelectual, también aseguró este jueves en un encuentro digital en El Confidencial que "la Ley Sinde únicamente prevé el cierre de sitios Web o la retirada de contenidos que la Comisión creada al efecto considere infractores de derechos de propiedad intelectual". Ofelia Tejerina sin embargo no lo ve tan claro. Según la abogada, "el Real Decreto 1889/2011 por el que se regula el funcionamiento de la Comisión de Propiedad Intelectual, contiene el artículo 25.5 que se remite a la Ley 34/2002; más en concreto a los artículos 38 y 39, que en el caso de infracciones muy graves contemplan multas de 150.001 hasta 600.000 euros".

La ley, en tela de juicio

De una forma u otra, lo cierto es que son muchas las Webs que están en el punto de mira de la industria cultural desde hace tiempo. Las que más suenan entre la blogosfera son Series Yonkis o Cinetube, que albergan links a contenidos para descarga o visionado en streaming de contenidos protegidos con derechos de autor. Sin embargo, existen sentencias que están de su parte. Recientemente, un juez confirmó que enlazar es legal y que la actividad de la página Cinetube no constituye ningún delito contra la propiedad intelectual. España no es como EEUU y las sentencias no vinculan, pero sí influyen, y al parecer mucho. Otra sentencia en referencia a la página Web ShareMula dictaminó que la actividad de la web "se centra en facilitar enlaces, ni aloja archivos, ni realiza directamente la descarga, limitándose a facilitar una dirección donde se puede descargar la obra. Esto es, su actividad se centra en enlazar".

Además, la sala tercera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo admitió a trámite la solicitud de la Asociación de Internautas de suspender la Ley Sinde-Wert. Lo que podría dar el paradójico supuesto -bastante usual en España por otra parte-, de que entre en vigor una ley que ulteriormente es considerada ilegal. Desde el ministerio de Cultura explican que “lo que pide la apelación al Tribunal Supremo es que no se ponga en vigor esta legislación, pero esto no significa que no pueda llevarse a cabo”.

¿Quién forma la Comisión?

La polémica Comisión de la Propiedad Intelectual cuenta con dos secciones. La primera está compuesta por tres miembros nombrados por el ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert, a propuesta de los Subsecretarios de los Ministerios de Justicia, Educación, Cultura y Deporte, y Economía y Competitividad. La segunda estará presidida por el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, o la persona en que delegue, y por cuatro vocales de los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, Industria, Energía y Turismo, Presidencia, y Economía y Competitividad, respectivamente, designados por dichos Departamentos y que, según Cultura, son funcionarios de primera categoría a los que se les ha añadido esta tarea, aunque sus identidades no han sido desveladas por el momento. Pero de lo que no cabe duda es que no les faltará trabajo.

¿Quiénes están afectados?

Según ha explicado el presidente de la Coalición de Creadores, José Manuel Tourné “hace tiempo unas 200 webs podrían ser objeto de demandas ante la Comisión, mientras que ahora se han reducido a un centenar”. Una bajada que se puede atribuir "al efecto Megaupload y al propósito de los empresarios de abandonar las prácticas ilícitas". Además, 256 páginas se han autoinculpado de incumplir la 'ley Sinde-Wert' para ponerla a prueba. La iniciativa partió de la plataforma Wertdeenlaces.net, que pretendía hacer una recopilación de páginas que, de forma voluntaria, optasen por incumplir de manera manifiesta la ley.

Por su parte, Anonymous ha hackeado la página Web de la Academia de Cine hasta en dos ocasiones y ha publicado datos personales (teléfonos o direcciones de domicilio) de personajes públicos como Penélope Cruz, Pilar López de Ayala, María Valverde, Belén Rueda o José Coronado en señal de protesta. Al respecto, el director de cine Álex de la Iglesia advirtió que esta legislación "podrá generar miedo entre algunos usuarios y no conseguirá acabar con la piratería en Internet". Wert, sin embargo, ha señalado que “lo que no es sostenible es la cultura del todo gratis”. No es el único que lo piensa. Lo cierto es que en Internet, entre la mayoría de críticas que se encuentran está la de los elevados costes de la música y cine. En España cuesta más el cine o la música que en EEUU, sin embargo es menor el salario mínimo interprofesional.


Alberto G. Luna Twitter