Archivado en Noticias, Acceso

España debe invertir medio billón de pesetas en banda ancha en cinco años


Julio Linares, presidente de Telefónica cree que si no se hace un esfuerzo de inversión la red actual no podrá responder a la demanda que habrá en el 2004




El presidente de Telefónica de España, Julio Linares, aseguró ayer que habría que invertir medio billón de pesetas en los próximos cinco años en infraestructuras de banda ancha (líneas de alta capacidad) para equiparar el sector de las telecomunicaciones español con la media europea. Durante su intervención en el I Encuentro sobre Política y Nuevas Tecnologías de la Información celebrado en el Congreso de los Diputados, Linares añadió que esta inversión no se acometerá si no existe un marco regulador estable.

Además, cree necesario que haya la máxima sintonía posible entre los esfuerzos de la Administración y de los distintos agentes del mercado y unas iniciativas que estimulen "la cultura de la información y el conocimiento" entre los usuarios.

Según sus cálculos, durante el 2000 en España había 1,1 líneas de banda ancha por cada mil habitantes, mientras que la media de Europa Occidental era de 3,4.

Para que en el 2003 esa relación en España se ajuste a la media en Europa Occidental (que será de 35,7 líneas por cada mil habitantes), Linares apuntó que habrá que construir 1,4 millones de líneas de banda ancha. Además, si lo que se busca es que España esté entre los primeros países europeos, habría que construir cerca de 3 millones de líneas.

El presidente de Telefónica de España aseguró que, si no se hace un esfuerzo de inversión, la oferta de capacidad de la red actual (en banda estrecha) no podrá responder a la demanda de flujo de comunicación que habrá en el 2004.

Optimizar el uso de las tecnologías

En este sentido, calculó en ese año sólo se podrán ofrecer 2,2 megabytes por día a cada habitante (lo necesario para transmitir 3.300 folios de información, aproximadamente), mientras que la demanda será de 55,5 megabytes (unos 83.250 folios, 25 veces más).

Linares apuntó que las pequeñas y medianas empresas pueden mejorar en un 20 por ciento su productividad si optimizan el uso de las nuevas tecnologías y, sin embargo, la utilización de las telecomunicaciones en las pymes españolas es un 50 por ciento inferior a la media europea.

Sin embargo, para hacer frente a este aumento de demanda, Linares aseguró que es necesario contar con un marco regulador estable que de seguridad a las empresas que sus planes de negocio no se van a ver alternados y sus inversiones se rentabilizarán.
br> En este mismo sentido se pronunció el consejero delegado de Telefónica Móviles España, Ignacio Aller, quien señaló que desde el tercer trimestre del 2000 el marco regulador no es estable y las compañías cada vez tienen que hacer frente a inversiones en productos y servicios cuyo tiempo de vigencia es progresivamente más reducido.

Espectro radioeléctrico

Aller, que también participó en el encuentro, pidió "vertebración" en el sistema legislativo en el sector de las telecomunicaciones y unas normas comunes en España y mostró su desagrado por el aumento de la tasa que se cobra por la reserva de parte del espectro radioeléctrico.

"No nos ha gustado (el aumento de la tasa) y lo estamos estudiando", apuntó Aller, quien puntualizó que eso no quiere decir que se vaya a presentar alguna acción antes de haber dialogado con el Gobierno.

Por su parte, el director general de Terra-Lycos, Julían de Cabo, planteó la necesidad de promover el uso del castellano en la red y de velar por los contenidos de calidad.

De Cabo señaló que el 80 por ciento de las páginas de Internet que se visitan a través de su portal son de "contenidos bastante banales, que nada van a aportar a la historia" y mostró su preocupación de que "éste sea el reflejo de la sociedad española más preparada".

Reproducido de Ciberestrella

pdfprintpmail