Archivado en Acceso

SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

La brecha digital entre las regiones se ha ampliado desde 2004


La convergencia tecnológica está cada vez más lejos entre las comunidades españolas. La distancia entre la región más desarrollada y la que lo está menos se ha disparado en dos años. Sin embargo, 8 de las 17 comunidades han mejorado su nota en sociedad de la información




Inés Abril Cinco Dias.- Madrid está cerca de la perfección..., al menos, en materia tecnológica y según el índice de convergencia de sociedad de la información realizado por la Fundación Orange. Eso sí, al ser un indicador comparativo, no mide la perfección en términos absolutos, sino relativos con respecto al resto de las comunidades. Madrid, por tanto, es el líder tecnológico español, pero hay que recordar que España está en puestos de cola de Europa en esta materia.

Cantabria, mientras tanto, es el opuesto de Madrid. Es la última comunidad en puntuación de un índice que mide casi una treintena de variables, desde el número de viviendas con móvil, hasta el nivel de uso de las distintas tecnologías, pasando por su aceptación en las empresas y en la administración.

La puntuación más alta es 100 en cada una de las categorías y con todas las respuestas se hace la media. Madrid ha sacado un 97 en su examen para el año 2006, mientras que Cantabria se queda en 70. La distancia, por tanto, es elevada, pero el verdadero problema para la Fundación Orange es el retroceso que ha experimentado Cantabria en los últimos dos años -sacó un 74 en el índice de 2004-, frente al fuerte crecimiento de Madrid.

La buena noticia es que el comportamiento de Cantabria no es el mayoritario. De las 17 comunidades, ocho han experimentado avances con respecto a su posición hace dos años. Y no son todas ellas las primeras de la lista, lo que significa que varias de las regiones menos desarrolladas en tecnología han hecho un esfuerzo para converger.

Hay otras cuatro comunidades que mantienen la misma posición y una de ellas es Cataluña, que saca un 89 y sigue en el segundo puesto.

Las tres siguientes son Navarra, La Rioja y el País Vasco y todas ellas caen en el ranking. En cambio, Aragón, Asturias, Andalucía, Castilla La Mancha, Galicia, Comunidad Valenciana y Extremadura escalan posiciones y mejoran su desarrollo tecnológico. La que más avanza es Castilla-La Mancha, seguida de Asturias.

Una vez concedidos los puestos a cada comunidad, la Fundación Orange ha estudiado la posición de cada una y su evolución en relación con la inversión pública en sociedad de la información. Como era previsible, las regiones que más han crecido son también las que más inversión han acometido. A la vez, las que están en los puestos más bajos son las que más se han esforzado en dotarse de tecnología, mientras que las más avanzadas han usado menos recursos. Y lo han pagado con retrocesos. Salvo Madrid, las regiones que han regateado la inversión han perdido posiciones, como es el caso de La Rioja, Navarra o el País Vasco.

El líder del impulso tecnológico -sean cuales sean los resultados conseguidos con ello- es Extremadura, que el año pasado destinó a financiación el equivalente al 0,17% de su PIB. Andalucía está en segundo lugar, seguida muy de cerca por Galicia. Navarra, en cambio, es la última por la cola.

Máximas universales... y tecnológicas

En materia de sociedad de la información, las máximas universales también son válidas y aquélla que se refiere a que las cosas que se ganan con esfuerzo se valoran más es una certeza tecnológica tanto como una verdad cotidiana.

En el plano de la innovación, el esfuerzo podría equipararse con la dificultad que tiene cada ciudadano para acceder a las nuevas tecnologías en su comunidad. Y cuanto más complicado es el acceso, más extendido está el uso entre los afortunados que pueden acceder a él.

El mejor ejemplo de ello son Extremadura y Galicia. Son las regiones donde una menor proporción de los habitantes puede acceder a las tecnologías de la información. En cambio, las dos lideran la clasificación en materia de uso, por encima de todas las demás. En Galicia, casi el 100% de la población que tiene acceso a la tecnología la usa. En Madrid, en cambio, el 100% tiene acceso, pero sólo lo usa el 87,9%. Asturias y el País Vasco, en cambio, destacan por el desarrollo tecnológico de sus empresas.

pdfprintpmail