Stop censura


Archivado en Acceso, ADSL

LOS VECINOS DE EL FORCÓN Y LA CURTIA DENUNCIAN DIFICULTADES DE ACCESO A INTERNET, LO QUE IMPIDE A ALGUNOS TRABAJAR DESDE SUS DOMICILIOS

El ADSL rural se desconecta


Vivir apenas a tres kilómetros del núcleo urbano de Avilés no es sinónimo de disponer de un servicio de internet acorde con las necesidades actuales. Al menos ese es el sentir de los vecinos de El Forcón y La Curtia, los cuales han decidido unir sus fuerzas para denunciar sus dificultades de acceso a la red de redes. Y es que los habitantes de sendos pueblos sostienen que su conexión de ADSL rural les impide realizar labores tales como trabajar desde sus domicilios. Asimismo, solicitan la ayuda de los Ayuntamientos avilesino y castrillonense para que exijan a las compañías operadoras «prestaciones de calidad».




Ignacio PULIDO . El Forcón, La Nueva España, .-«Ningún operador cubre un servicio digno y eficaz en la zona. A día de hoy no disponemos de cobertura 3g ni de ADSL», comenta Alfredo Sánchez, residente en El Forcón. «Tan sólo existe la opción de ADSL rural que proporciona una conexión de 512 kilobytes contratados pero que realmente aporta entre 350 y 420 reales. Se trata de una conexión en constante caída y muy deficiente para trabajar», critica el afectado.

Los vecinos dicen estar pagando una cuota mensual que ronda los cincuenta euros amén de una instalación de doscientos euros. «Aunque tengamos problemas la cuota no varía y tenemos que efectuar el pago en su totalidad. La conexión falla total o parcialmente unos veinte días al mes», enfatiza Alfredo Sánchez. «Estoy pagando 56 euros cada mes por un mega contratado y tan sólo llegan 350 kilobytes. Incluso causa problemas a la hora de reservar cita con el médico», apostilla Álvaro García, otro vecino afectado por las condiciones del servicio. También los propietarios de varios negocios de la zona denuncian que sus quehaceres se están viendo afectadas por estas deficiencias. Es el caso de Gerardo Antonio Artime, propietario de las instalaciones ecuestres de El Forcón. «Nuestra conexión de internet apenas nos daba servicio. Hicimos todo lo habido y por haber para que se mejorara. Al final tuvimos que optar por una conexión a través de radiofrecuencia, que es muy lenta», sostiene Artime. Belén Lucena, gerente de una confitería en Avilés, se encuentra en una situación similar. «No puedo traer trabajo a casa, ni siquiera para hacer pedidos», matiza Lucena.

Los afectados sostienen que unas ciento cincuenta viviendas se encuentran afectadas por esta situación. «Tan sólo recibo 33 kilobytes», protesta Jessica Suárez. En vistas del problema que les afecta, los habitantes de El Forcón y de La Curtia exigen una conexión «digna». «Nos dicen que esto es un pueblo cuando solicitamos una conexión mejor, pero deben de saber que hemos pagado una licencia de dos millones de las antiguas pesetas para poder edificar aquí nuestros domicilios», espeta Álvaro García, un vecino que critica, además, que «el cable del teléfono es muy antiguo». «Ya lo tienen puesto desde cuando reinó Carolo», ironiza.

De no mejorar las condiciones del servicio, los vecinos amenazan con recoger firmas y presentar una reclamación «firme» ante la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT). «Esperamos que los ayuntamientos de Avilés y Castrillón nos apoyen para presionar a los operadores. En caso de que no podamos disponer de una conexión de internet adecuada en un tiempo razonable, transmitiremos nuestro malestar a la Comisión», concluye Alfredo Sánchez.


pdfprintpmail