Archivado en Noticias, Acceso

38.000 familias andaluzas del mundo rural no pueden acceder a Internet


Más de 38.000 familias andaluzas del medio rural poseen líneas telefónicas rurales de acceso celular (TRAC), que no permiten el acceso a Internet, lo que supone un freno para el desarrollo socioeconómico de las zonas que cubren, principalmente áreas geográficas de difícil acceso.





Según explicaron fuentes de Telefónica, 38.258 familias andaluzas se comunican telefónicamente a través de estas líneas, que sólo aceptan voz, lo que les impide formar parte de la Red y convierte a Andalucía en la segunda región española con más hogares con imposibilidad total de acceder a Internet.

Estas líneas se mantienen en el espectro de lo que era antes Moviline, cuyos teléfonos fueron migrando a Movistar y dejaron libre su franja, que finalmente se utilizó para la telefonía celular del ámbito rural.

En total, existen en España 260.000 líneas de este tipo, de las que 81.826 pertenecen a Galicia, lo que la convierte en la primera comunidad autónoma en este aspecto, seguida de Andalucía, con las referidas 38.000.

No obstante, la aprobación el 12 de julio de la Ley de Servicios de la Sociedad de Información y Comercio Electrónico (LSSI) hizo de Internet un servicio universal, lo que obliga a Telefónica a sustituir las líneas TRAC por otro tipo que haga posible la transmisión de datos.

De hecho, la operadora dominante está sumida en un concurso público en el que otra serie de empresas de telecomunicaciones, fundamentalmente las que tienen licencias para operar vía radio, participará para proceder a la sustitución de las líneas TRAC por otro tipo de líneas que permitan telefonía e Internet.

Las líneas tendrán que estar sustituidas antes de finalizar el año 2004, aunque el 70 por ciento del total deberán haber migrado antes de comenzar ese año, y la inversión total rondará los 600 millones de euros, lo que supone unos 87 millones de euros en Andalucía.

ANDALUCIA, CON MENOS TELEFONOS FIJOS

De otro lado, Andalucía, con 33,8 líneas fijas por cada 100 habitantes, es una de las comunidades con menos teléfonos fijos de España, mientras que la media europea está en 56,7 líneas y las medias japonesa y de Estados Unidos están por encima del doble de la andaluza.

Dentro de la comunidad, la provincia que registra un menor número de líneas telefónicas básicas por 100 habitantes (Cádiz 29,6) se sitúa cuatro puntos por encima del mínimo nacional (Ceuta, 25,5).

Asimismo, el índice máximo en Andalucía, registrado en Málaga (38,4), se encuentra muy alejado del máximo nacional (50,7 teléfonos por 100 habitantes de Gerona) y de la media española (41,3).

Reproducido de Europa Press


pdfprintpmail