Archivado en Asociacion, Sin Canon

Trama SAGA: la Instrucción va centrando sus líneas de investigación en las pruebas obtenidas hasta ahora.


Ayer nos llegó vía El Confidencial la noticia de que la Instrucción de la trama SAGA no se estaba haciendo bien, y que esto daría al traste con todo el proceso judicial por falta de pruebas concluyentes. Sin embargo, con el debido respeto (y agradeciendo las correcciones realizadas por dicho medio), en nuestra opinión existen pruebas más que suficientes para la apertura de un juicio oral que promete ser tan interesante como sorprendente.




La denuncia presentada en 2007 por la Asociación de Internautas, con el apoyo de otras tres asociaciones, fue elaborada por la abogada Ofelia Tejerina (www.tejerina.es),, y aportaba pruebas irrebatibles de que la trama empresarial de la SGAE revelada por los medios de comunicación, era algo más que una sospecha: miembros de la Junta Directiva de la SGAE presidían empresas que vivían 100% de ésta, Teddy Bautista consentía estas operaciones, y legalmente procedía iniciar una investigación judicial.

La Instrucción llevada a cabo por el Juez Ruz desde Marzo de 2010, es lenta, no cabe duda, pero tampoco puede dudarse de que, desde que se iniciara, han aparecido muchas pruebas más que hacen indudable la irregularidad de las complicadas operaciones financieras de la SGAE.

Es más, recuérdese que la denuncia se interpuso en el año 2007, y que el Juez Garzón presentó en 2008 un Auto de abstención por ser socio de la SGAE (curioso, igual que la Ministra Sinde), que tardó 2 años en tramitarse. Es decir 3 años le dieron a la SGAE para poder eliminar todo tipo de pruebas y reorganizar su entramado, y aún así, han aparecidos pruebas, y pruebas, y más pruebas.... Es un suma y sigue. Cualquiera que haya tenido acceso al sumario puede comprobarlo. Por eso, poco interesantes nos parecen ahora las cuentas o informaciones que pudieran constar en aquel entonces en los servidores de la SGAE, volcados o sin volcar, pues tuvieron la oportunidad de ser falseadas, y lo que ahora digan sobre ello los acusados puede perfectamente contrastarse, por ejemplo, con los archivos de la AEAT.

Por otra parte queremos aclarar, una vez más, que la investigación judicial no busca 400 millones de euros perdidos entre empresas y empresarios. No nos consta ni una sola prueba al respecto, ni en la denuncia de 2007 citamos esta “estrambótica cifra”. Este dato surgió de las declaraciones del representante de una de las asociaciones firmantes de la denuncia , el señor Jover, en las que, además, se arrogó impropiamente el carácter de "abogado de los denunciantes" y la autoría de la denuncia de la trama SAGA, en evidente desprecio de la verdad y de la persona que se encargó de realizar todo el trabajo, la abogada de la Asociación de Internautas, Ofelia Tejerina. En todo caso, la responsabilidad sobre la veracidad o no de esas cifras -que la Asociación de Internautas jamás ha mencionado ni ha admitido de ningún modo- recae íntegramente en el mencionado señor Jover.

pdfprintpmail