Archivado en Noticias, Bucle Local

La liberalización del bucle local, todavia lejana


La apertura del bucle local es clave para el proceso de liberalización de las telecomunicaciones. Pero se retrasa sin remedio: seis meses después de la fecha señalada por el Gobierno para comenzar el proceso, aún no hay una sola línea desbloqueada. Las pruebas técnicas comenzaron a mediados de mayo y seguirán hasta agosto. Y, en 2004, sólo un 3% de las líneas telefónicas estará abierto.




Tan atado como siempre

Todavía no hay ni una sola línea desbloqueada”. Con esta frase, Héctor Donis, analista en España de The Yankee Group, resume la situación del bucle local en nuestro país. Su apertura debía permitir a todas las operadoras acceder en igualdad de condiciones a lo que se conoce como última milla, el último kilómetro y medio de línea telefónica hasta los hogares.

Esto es, instalar equipos propios en las centralitas de Telefónica y, sin depender de ésta, ofrecer sus servicios de datos –Internet de banda ancha, películas de pago, etcétera– y de voz –llamadas telefónicas– a los usuarios finales.

Pero, como señala Ignacio del Castillo, portavoz del Ministerio de Ciencia y Tecnología, “es un proceso complicado, ya que el operador dominante acoge a sus rivales en sus instalaciones”. Y no sólo es complicado, sino que se retrasa sin remedio.

Así, según las previsiones de Forrester, en España el porcentaje de líneas fijas desbloqueadas será del 3% en el año 2004. Es decir, al menos un 97% de los teléfonos españoles seguirán dependiendo de Telefónica para sus servicios de telecomunicaciones, dentro de tres años.

Y según el diario Expansión, este año se abrirán sólo 2.000 bucles de los 18,6 millones que tiene Telefónica, un 0,01% del total.

EUROPA. El proceso de liberalización parece seguir los pasos de otros países europeos. Así, el Reino Unido lleva más de año y medio discutiendo el modelo de negocio y la forma de proveer los servicios. Y en Alemania, el proceso empezó en 1998, pero tres años después, se ha abierto apenas el 0, 2% de las líneas. Como señala la consultora Forrester Research en su informe European Unbundling Death Spiral (El círculo vicioso de la apertura del bucle en Europa), “el proceso es más lento de lo esperado”.

Así, en España el Gobierno estableció la apertura del bucle para el mes de enero de este año. Pero ni las pruebas técnicas, ni la asignación de centrales están finalizadas aún. “Tal como hemos comenzado, España será un país en el que la liberalización real será de las más atrasadas”, explican en BTTel.

De momento, se realizan pruebas técnicas en una sola central situada en el Paseo de las Delicias, en Madrid, desde mediados de mayo; pruebas que finalizarán en agosto. “Una central es un monstruo horrible y las pruebas a realizar, muy complicadas y lentas”, señala Claudio Feijoo (Profesor de la Universidad Politécnica de Madrid). Hay que realizar innumerables tests con diferentes equipos, tecnologías, configuraciones y sistemas de control.

Pero, además de las dificultades técnicas, las operadoras se quejan de falta de voluntad y piden medidas. “La regulación del procedimiento estaba viciada desde el principio”, comenta Felix Álvarez-Miranda, director general de la Asociación de Telecomunicaciones (ASTEL), “esperamos que con las medidas que adopte la CMT, el proceso se agilice y no haya más retrasos.” El director general de Retevisión, Josep Canós, lo ve aún peor: “Si no se toman medidas urgentes, el alquiler del bucle no será una opción real y pondrá en peligro el proceso de liberalización”.

RETIRADAS. De momento, Telefónica ha reaccionado con una nueva propuesta para informar sobre la demanda y precios por centrales, reducir los costes por acondicionamiento y agilizar la comunicación vía e-mail.

Pero aspectos clave como el coste final del alquiler de cada central son todavía un misterio. Las cifras no se conocerán hasta que las operadoras no confirmen todas las centrales a las que quieren conectarse y se recalculen los costes.

La situación planteada y los costes de la inversión ya han desanimado a algunas compañías. Así, de las 20 operadoras que comenzaron este proceso, ya sólo hay 12 interesadas: Jazztel, Euskaltel, BT Telecomunicaciones, Retevisión, Comunitel, FirstMark Comunicaciones, Colt Telecom, Ono, Ola Internet, Uni2 y Al-Pi.

“Esto no es un camino de rosas y todo el mundo lo sabía; lo importante es seguir trabajando”, declaran desde la Asociación Nacional de Industrias Eléctricas y de Telecomunicaciones (ANIEL).

Como señala Josep Canós, “el modelo de regulación no aguanta en su estado actual, ya que las dos herramientas más importantes para fomentar la competencia, la interconexión y el alquiler del bucle, no funcionan”.

Además, debido al coste y dificultad de abrir el bucle, las operadoras sólo invertirán en las zonas más rentables. Con lo que ofrecerán sus servicios sólo para unos pocos clientes. “Los usuarios de las grandes capitales, sobre todo Madrid y Barcelona, dispondrán de mayor libertad para elegir la operadora que ofrezca mejores servicios. En ciudades pequeñas o medianas la competencia será muy pequeña o inexistente.” señalan desde BTTel.

PULSO ENTRE OPERADORAS

El juez independiente

La CMT, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, es la responsable de hacer cumplir las normas dictadas por la Administración. Es decir, es el juez en la difícil pugna por la apertura del bucle. La opinión general es que la CNT desempeña este papel con independencia, pero que no pueden hacer milagros. Como señala Eva Pérez, directora de negocio de Uni2, “están trabajando duro para evitar problemas futuros”. Su presidente, José María Vázquez Quintana, asegura que “la CMT está analizando intensamente las medidas a tomar, que se concretarán en la nueva OBA (Oferta del Bucle de Abonado), que estará lista poco antes del verano”. Trabajo no va a faltarles en los próximos años.

Reproducido de EL Mundo

pdfprintpmail