Archivado en Noticias, Bucle Local

Telefónica recurre las medidas para la apertura de la telefonía local


Telefónica de España recurrirá las medidas cautelares que dictó el pasado jueves la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) para agilizar la apertura a la competencia de las llamadas locales. Dichas medidas obligan a la operadora a rebajar los precios y a dar más facilidades para que el resto de compañías pueda compartir sus centrales telefónicas, las más próximas al abonado, tras cinco meses de negociaciones infructuosas entre ambas partes.




La operadora lamenta que no se haya tenido en cuenta la propuesta que presentó el pasado 28 de mayo para desbloquear ese proceso de apertura, y culpa del 'colapso' a que aludía la CMT a las normas que impuso previamente el propio regulador. 'Telefónica no ha incumplido nada, sino que ha sido el propio sistema que se estableció [por la CMT] el que nos ha llevado a ese escenario', dijeron fuentes de la compañía.

Telefónica, que cumplirá las medidas hasta que se resuelva el recurso, señala que los precios del alquiler dictados por la CMT al resto de operadores por instalarse en sus centrales (inferiores en más de doce veces a los propuestos) están fuera de mercado, y responden a cálculos erróneos.

Nuevo revés en Chile

Tampoco en Chile tiene suerte Telefónica con el regulador. CTC, la filial del grupo español, ha sufrido un nuevo revés al conocer que el Gobierno de aquel país no está dispuesto a liberalizar las tarifas como le solicitó la operadora, que achaca las fuertes pérdidas que ha registrado en los dos últimos años al decreto tarifario aprobado en 2000 y que tendrá vigencia hasta 2005.

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Cruz, indicó que no sería prudente dicha liberalización porque, aunque al principio llevara aparejado una fuerte caída de los precios, a la larga favorecería de nuevo el monopolio.

CTC, que ha recurrido ante las autoridades de la competencia el sistema tarifario, anunció recientemente el despido de más de 1.600 empleados para contener las pérdidas.

Reproducido de El Pais

pdfprintpmail