Archivado en Noticias, Bucle Local

La CMT mantiene las actuales obligaciones para Telefónica en el mercado OBA para Internet


La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha decidido mantener las actuales obligaciones impuestas a Telefónica en la Oferta del Bucle de Abonado (conocida como OBA), al persistir en este mercado "problemas de competencia potenciales". La OBA regula la apertura por parte de Telefónica del bucle de abonado cuyo acceso permite a otros operadores ofrecer sus servicios de forma directa y, por lo tanto, supone una alternativa para lograr que éstos se desvinculen comercialmente de Telefónica.




L D (EFE) La CMT ha dictado una resolución por la que se notifica a la Comisión Europea (CE) el análisis de este mercado, y en el que constata la necesidad de mantener ciertas obligaciones a Telefónica. De esta manera, Telefónica seguirá obligada a proporcionar a todos los operadores que lo soliciten los servicios de acceso al bucle de abonado a precios regulados, de una manera transparente y no discriminada.

La CMT justifica su decisión por la ausencia de alternativas a la red de acceso de alcance nacional y la existencia de importantes barreras de entrada, que según el regulador "hacen poco factible que en el plazo de dos años exista una red de acceso alternativa de capilaridad similar".

La Comisión advierte de la existencia de problemas de competencia "potenciales", como la negativa de suministro en el mercado de referencia, el uso privilegiado de información, las tácticas dilatorias, y la discriminación de calidad y precios. A este respecto, recuerda que la CMT se ha visto obligada a resolver multitud de conflictos entre los operadores alternativos y Telefónica respecto a la prestación de servicios de acceso al bucle de abonado.

Por todo ello considera necesario la aplicación de todas las previsiones contenidas en la actual OBA, cuya última modificación fue aprobada por el regulador en mayo de 2005. Telefónica deberá atender las solicitudes "razonables" de acceso a recursos específicos de sus redes y a su utilización, y negociar "de buena fe" con los solicitantes. Telefónica, del que la CMT subraya que "individualmente tiene poder significativo de mercado" en este segmento de negocio, tendrá que prestar el servicio de acceso al bucle de abonado a precios orientados en función de los costes de producción. Así, la operadora de referencia tendrá que especificar los costes y los márgenes de las diferentes actividades que realiza, y asegurar que los relativos al acceso al bucle de abonado están "claramente diferenciados y separados de los costes de otros servicios".

La CMT también insiste en que Telefónica tiene la obligación de no discriminación en las condiciones de acceso al bucle, de manera que deberá prestar a terceros "servicios e información de la misma calidad que los que proporcione para sus propios servicios o los de sus filiales". El regulador añade que la no discriminación debe referirse tanto a la calidad del servicio, como a los plazos de entrega y demás condiciones de suministro, con independencia de la ubicación física desde la que se solicita el acceso.

pdfprintpmail