Archivado en decompras

Opinión Enrique Dans

Facebook se hace con Waze


Tras una larga temporada plagada de rumores de adquisición, todo indica que Facebook se hace finalmente con Waze, la deliciosa aplicación de GPS social que nos indica qué ruta seguir entre dos puntos en función de la información de posición y velocidad que recibe desde los smartphones del conjunto de sus usuarios. Si no la has probado aún, te recomiendo que la pruebes: es ideal, sobre todo, para esas rutas que haces todos los días. Parece ser que la transacción estaría en torno a los mil millones de dólares, y que iría destinada a incrementar el atractivo de Facebook en el entorno de la movilidad.




Conozco Waze desde hace ya mucho tiempo, y la he mencionado en varias ocasiones: su fundador y presidente, Uri Levine, estuvo en mi despacho allá por septiembre de 2011 dándome detalles de la aplicación y de su empresa, y precisamente hoy está dando una charla a emprendedores en el IE Venture Day de IE Business School. La aplicación me parece una delicia: a partir de una cierta masa crítica, que he podido comprobar en varias ciudades del mundo pero que me llamó la atención especialmente en Nueva York, sus predicciones de tiempo para las rutas son verdaderamente ajustadas, y se convierte en un aliado fundamental para los que tenemos que pelearnos a menudo con el tráfico. La metodología mixta de desarrollo basada en múltiples fuentes de datos para los mapas y suplementada con los datos originados por su propia base de usuarios parece estar demostrando una gran robustez, y la compañía ha sido objeto de mucho interés: llegó a mantener conversaciones avanzadas con Apple, que la utiliza como uno de sus proveedores de información para sus mapas, y desde hacía tiempo, se veía muy cercano un cambio de dimensión para la compañía.


¿Qué interés puede tener Waze para Facebook? De entrada, hablamos de una adquisición con ciertas posibilidades: aunque la ruta de las promociones vinculadas a la geolocalización que en su momento parecía prometedora (cuando Uri me la detalló en 2011) no ha llegado a fructificar de una manera significativa (trae a la compañía algo menos de un millón de dólares de facturación anuales, fundamentalmente vía anuncios), resulta difícil saber hasta qué punto no lo ha hecho por no tener un interés real para el usuario y los establecimientos comerciales, o por carecer la empresa de la necesaria llegada y empuje en forma de fuerza de ventas, uno de los problemas habituales en empresas con ese perfil. Waze podría, de la mano de Facebook, convertirse en un nuevo intento de llevar la geolocalización al gran público vinculada con un interés de los establecimientos que quisiesen atraer tráfico físico con promociones, algo que Facebook ya intentó en su momento con Places (recordemos cómo con Places, a pesar de su fracaso, la empresa fue capaz de convencer en el lanzamiento de su iniciativa en España a compañías como El Corte Inglés, BBVA, Sol Meliá o el FC Barcelona).


El precio presuntamente negociado, en ese sentido, parece razonable en comparación con adquisiciones anteriores de Facebook: es aproximadamente lo que negoció en su momento con Instagram, una empresa con un crecimiento y una popularidad arrasadoras, pero que carecía completamente de modelo de negocio o incluso de supuesto interés por desarrollar uno (el precio terminó siendo inferior, unos 740 millones, debido a la caída en la cotización de las acciones de Facebook, que componían una parte muy significativa del acuerdo). En su momento, en las negociaciones con Apple, la baraja se rompió cuando la compañía demandaba 750 millones de dólares y Apple solo llegó a ofrecer 400 más cien en incentivos. Waze tiene ahora aproximadamente unos cincuenta millones de usuarios activos, obviamente con una superposición prácticamente total con Facebook, y la empresa supone que la integración podría dar sentido a la hora de incrementar el uso de la red social desde terminales móviles, una preocupación que la compañía ya mostró tener cuando adquirió Instagram

Enhorabuena a los premiados :-)

Reproducido Blog de Enrique Dans


pdfprintpmail