Archivado en Opinion, decompras

La hora del pago con móvil ¿de verdad?


Ha pasado un año desde que, a punto de cerrar 2013, La Caixa anunciaba a bombo y platillo su servicio de pago móvil NFC (Near Field Communications) tras firmar un acuerdo con las tres principales operadoras (Telefónica, Vodafone y Orange), así como con VISA. La Caixa ha sido la gran pionera en España, con su primer piloto allá por 2010 en Sitges, aunque sería en enero de 2014 cuando arrancaría sus primeras experiencias, comenzando con los usuarios que ya eran habituales de sus tarjetas contactless, para aprovechar un mes después el tirón mediático del Mobile World Congress de Barcelona y hacer allí su puesta de largo.




Reproducido del blog Sin Dominio..- Por aquel entonces, los responsables de La Caixa aseguraban que el mercado ya estaba maduro. Ilusa la entidad con esos cálculos como también lo era con la posibilidad de llegar a un acuerdo con Apple, que no ha introducido su tecnología NFC en sus terminales hasta el iPhone6 y, cuando lo ha hecho, lo ha capado para que sólo funcione con su propio sistema de pago Apple Pay.

Y llegados a este punto, uno se pregunta, ¿qué pintan aquí las operadoras de telefonía? Nada o, al menos, eso es lo que deberían pintar, pues su único papel sería para el que nacieron, proporcionar la red de telefonía y punto (el caso para curioso es el de Vodafone, que ha llegado a desarrollar su propio Vodafone Wallet). Sin embargo, todas ellas han querido arrimarse el ascua y este es uno de los motivos por los que el pago NFC en España va con retraso. Así nos lo contaba ayer David González, director de Ventas y Marketing de GyD Ibérica (Giesecke & Devrient), la compañía decana en la fabricación de tarjetas bancarias, de identificación y tarjetas SIM de última generación.

SinDominio GyD David Gonzalez

David González, de GyD.

Desde su punto de vista, el desacuerdo entre los diferentes agentes que han querido participar del proceso ha ralentizado mucho la adopción del pago con móvil. González cuenta cómo se han llegado a dar circunstancias surrealistas como que clientes de una misma entidad bancaria tengan diferentes experiencias de usuario porque su proveedor de telefonía móvil no es el mismo.

David González: El desacuerdo entre los diferentes agentes que han querido participar del proceso ha ralentizado mucho la adopción del pago con móvil

A ello hemos de sumar, claro está, esa tendencia enfermiza de nuestros bancos a imponer sus comisiones bancarias que terminan por perjudicar al pequeño comercio. Una circunstancia que en países como Reino Unido, por ejemplo, no se da, pudiendo pagar con tarjeta de débito, incluso, una barra de pan.

Con todo, el cóctel de alternativas de monederos electrónicos en el móvil o de pago móvil es variado: desde Cashcloud a Mymoid pasando por la que nos podría ofertar Amazon, tras hacerse con la de la tecnología mPOS de GoPago.

 

Previsiones fallidas

Así las cosas, todas las previsiones de evolución del pago con móvil en España han ido de fracaso en fracaso. A principios del año pasado, un estudio Nielsen revelaba que el 58% de los españoles deseaba pagar directamente con su móvil en la tienda? pues que sigan deseando. Ovum, por su parte, llegaba a hablar a nivel mundial de la consolidación de este método de pago en 2014, asegurando que el 49% de los consumidores pagarían de este modo sus compras navideñas.

Un matiz: la firma analista se refería a navegar y pagar en portales online desde el móvil, no lo que acostumbramos a entender por pago móvil. De hecho, Ovum ya avanzaba que ni 2014 ni 2015 serían los años de la tecnología NFC. La que sí se ha tirado a la piscina este mismo año es Juniper Research marcando el pago vía NFC como una de las tendencias de 2015.

Veremos, porque cuando La Caixa presentó su pago con móvil a los operadores se les abrían los ojos y se ponían ambiciosos en sus previsiones:

Desde Telefónica decían que en 2014 podrían llegar a los 3 millones y este año a los 5 millones de móviles NFC. Por su parte, Vodafone esperaba cerrar las Navidades de 2014 con un millón de terminales y Orange presumía de sus 2,5 millones de móviles NFC. En suma, para finales de 2014 los cálculos hablaban de entre 6 y 7 millones de móviles NFC entre las tres en España. Pero en esto, como sucede con el DNI electrónico, tan importante como cuántos hay es qué uso se hace de ello y por lo general no parecen ir muy parejos estos conceptos.

 

SinDominio Pago Movil

Y llegó la nube

En lo que respecta a GyD, al menos, le van a poner las cosas fáciles a los bancos. No hay que olvidar que, tal y como asegura Ovum, por norma general, el usuario confía en los pagos seguros que estén ligados a su entidad financiera habitual, hasta el punto de que un 43% acostumbra a elegir un banco como su proveedor más seguro para este tipo de pagos. Le seguirían las firmas de crédito con un 13%, los proveedores de pagos online con un 9% y, por último, los operadores móviles con un 6%.

En ese sentido, la compañía acaba de lanzar Convego AppWorld con el que las entidades tienen a su disposición una plataforma con la que crear en un entorno seguro y sencillo su propia tienda de aplicaciones para lanzar sus servicios móviles.

A ello se suma también Convego Cloud Play que, además de permitir el pago con un tarjeta virtual almacenada en la aplicación del móvil, descansa toda la gestión de las claves de pago (de un sólo uso) en la nube. Dicho de otro modo, ?en lugar de llevar las credenciales en el dispositivo, con el riesgo que ello conlleva, se encuentra almacenadas en la nube de GyD, explica González.

Para eliminar el problema de la conectividad en comercios con mala cobertura, el responsable explica que siempre se lleva descargado un token tarjeta virtual- en el móvil. En su opinión, el abanico de posibilidades que ofrece la tecnología NFC en el móvil es muy amplio, porque pueden incluirse todas las tarjetas de fidelización y al comercio le proporciona datos de sus clientes con los que mejorar su experiencia (Customer eXperience, CX).

González: En tres  años el 60% de los clientes operarán con su banco exclusivamente a tavés del móvil

En cierto modo, recuerda a otros desarrollos del mercado, en concreto a los que utilizan la tecnología HCE (Host Card Emulation), que también traslada los datos más sensibles a la nube de la entidad bancaria. Es lo que emplea, por ejemplo, BBVA Wallet.

El directivo de GyD, que avanza que ?en tres  años el 60% de los clientes operarán con su banco exclusivamente a tavés del móvil,  cree firmemente que NFC es el futuro?, descartando otras alternativas como el pago biométrico que algunas multinacionales, como es el caso de Fujitsu, están ya produciendo. La idea es aprovechar lo que ya tenemos y eso lo permite NFC, explica González, ?la identificación biométrica de huellas dactilares implicaría la instalación de nuevo hardware en todos los comercios; ese tipo de seguridad la veo más en redes de cajeros, por ejemplo.

 

Apple Pay, ¿en la cuerda floja?

SinDominio LoopPay

Bobina de LoopPay

Aunque son muchos los que han encontrado en Apple Pay el gran impulsor del pago con móvil, no está del todo claro que vaya a ser así. En primer lugar, el sector retail no termina de ver con buenos ojos la solución del fabricante, por diversos motivos, pero fundamentalmente por su opacidad. La solución de Apple es tan cerrada que los comerciantes no disfrutan de una de las ventajas de este método de pago: la información de sus clientes. En cambio, sí han de sufrir las comisiones por operación, incluso, en el caso de los micropagos. Grandes cadenas como Wal-Mart ya han mandado a paseo a la manzana. Los bancos son otros de los damnificados del sistema, que ven perder dinero a favor de lo que se lleva Apple por operación -no se ha desvelado cuánto- y su paciencia puede tener un límite.

Mucho más atractiva, especialmente por los cuerpos de ventaja en cuota de mercado que le saca a Apple, es la opción Android. Para empezar, Google Wallet, que por alguna oscura razón no termina de llegar a España con el potencial que tenemos (¡80% de penetración de smartphones!)

Algo que a buen seguro sabrá aprovechar Samsung? y es que acaba de saberse que en los próximos Galaxy S6 vendrá integrada LoopPay. ¿Qué es LoopPay? Sencillo, un sistema de pago con móvil que se basa en una especie de bobina metálica, similar a las etiquetas antirrobo de algunos productos, que se coloca fácilmente en el interior del smartphone transmite una corriente eléctrica a los lectores de tarjetas instalados en la mayoría de los TPVs. Es decir, que a diferencia de lo que sucede con Apple Pay, el comercio ni siquiera precisa una datáfono NFC.

Sólo en EEUU, los cálculos que se han realizado es que mientras Apple Pay sólo se podría usar en 220.000 comercios, LoopPay supera los 10 millones, prácticamente el 90% del total, frente al 3% de Apple. Veremos cuándo y cómo llega a España.


pdfprintpmail