Archivado en Dominios

Cada vez queda menos para que lleguen los nuevos dominios


En el año 2013 entrarán en funcionamiento los nuevos dominios de internet. Una noticia, una novedad, de la que cada vez hay más información y sobre la que todos los usuarios se están esforzando por informarse en los últimos tiempos. Lo que está claro es que cada vez hay un conocimiento más profundo sobre lo que significará y lo que supondrá el aterrizaje en el mundo virtual de estas extensiones.




Sin embargo, todavía hay muchos que no tienen un conocimiento demasiado importante sobre esta materia. A todos ellos, y el resto de usuarios, hay que dejarles claro que a los internautas les va a afectar más bien poco. Es decir, no hay que hacer nada en los ordenadores ni configurar ningún aspecto novedoso.

El pasado mes de junio la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) hizo públicas las casi 2.000 peticiones de nuevas extensiones que habían recibido. Ahora el proceso ha entrado en un tramo de deliberación y será en los próximos meses cuando esta agencia dará a conocer, de manera definitiva, los nombres de los nuevos dominios que comenzarán a surcar la red y las empresas que se harán con ellos.

Por poner un ejemplo, el .com, .es o .net, pasarán a mejor vida en algunas páginas y comenzarán a aparecer direcciones web con extensiones como .catalonia, .poker entre otros. Cada uno de estos nuevos sufijos tiene un coste de 185.000 dólares, en principio, más un gasto anual de mantenimiento de 25.000 dólares.

Puede ocurrir, y de hecho ha pasado con el sufijo .app, que sean varias las empresas que hayan solicitado el mismo dominio. El nombre de la empresa que finalmente tendrá el honor de terminar todas sus páginas con esa extensión se decidirá en subasta.

Internet cambia cada día, no pasan 24 horas sin que haya actualizaciones y novedades que, en muchos casos, sirven para hacer la vida más fácil a todos los internautas. Este es uno de esos casos ya que la aparición de estas extensiones ayudará al usuario a conocer, de manera fehaciente, el contenido de las páginas webs y no supondrá ningún gasto extra ni ningún tipo de acción en el ordenador para ellos.

De todas maneras, tampoco este tema está exento de polémica, ya que muchas empresas se verán forzadas a comprar todos lo dominios asociados a su nombre para evitar que alguien se haga con el nombre de su marca.xxx, algo que podría tener graves consecuencias para su imagen. El alto coste que tendrá cada nuevo dominio hace que muchas personas vean en esta decisión un claro ejemplo de negocio.

pdfprintpmail