Mesa redonda: Privacidad y gestion de los datos en el mundo digitalt


Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Correos: Los 625 ciberquioscos se quedan en 25


El plan Info XXI dice que el Ministerio de Fomento abrirá 625 ciberquioscos en Correos durante este año. En Correos dicen que, con suerte, habrá 25 y para “evaluar la idoneidad del servicio”.




JOAN CARLES AMBROJO
En febrero del año 2000 Correos inauguró su primer punto de acceso público a Internet en la central de Cibeles, en Madrid. Hoy ya no existe. La experiencia no fue muy positiva porque se utilizaron ordenadores que necesitaban asistencia personal, explica Víctor Marqués, subdirector de gestión informática de Correos. En un comunicado de febrero de 2000 aseguraban que a finales de ese año el 80% de las oficinas técnicas tendrían conexión a la red.

La acción del plan InfoXXI prevé hasta el año 2003 la instalación de accesos a Internet en 1.300 de las 1.837 estafetas de Correos. El presupuesto es de 1.862 millones de pesetas (628 millones asignados al año 2001).

Correos ahora no tiene los mismos planes que el Ministerio de Fomento. Instalará como prueba 25 quioscos electrónicos con conexión de alta velocidad vía ADSL. Los terminales, un promedio de dos por oficina, no necesitarán la intervención de nadie y funcionarán con monedas. Por este motivo no se instalarán todos los equipos hasta después del 31 diciembre, “para no tener que adaptarlos al euro”. Marqués reconoce que los horarios de las oficinas pueden dificultar el acceso a estas máquinas, ya que no abren los fines de semana, ni por la noche. “Tampoco queremos que sean cibercafés”, admite. Los terminales son similares a los habituales quioscos electrónicos y serán adquiridos a un fabricante. El cliente abonará el servicio mediante monedas, “más universales que las tarjetas”, a un precio económico, por debajo de los cibercafés, según Marqués. Los terminales darán acceso libre a Internet y al correo electrónico y con el tiempo limitado a lo que el usuario haya abonado. Tras el periodo de pruebas, los especialistas de Correos evaluarán los resultados y decidirán cómo y cuándo continuar el proyecto. Es decir, si las estafetas son adecuadas para instalar los puntos de acceso público a Internet.

A modo de comparación, la Poste francesa ofrece el servicio Ciberkiosk en un millar de oficinas desde hace un par de años. El cliente debe adquirir tarjetas recargables y el coste de la conexión es de 30 francos a la hora.

Reproducido de Ciberpais

pdfprintpmail