Archivado en Noticias, Seguridad

Bruce Schneier indica que debemos de reducir la innovación en los dispositivos conectados a Internet


Bruce Schneier indica que los gobiernos deben intervenir para obligar a las empresas a hacer de la seguridad una prioridad a la hora de desarrollar dispositivos conectados a Internet. Schneier hizo estas declaraciones en su nuevo libro titulado “Haz clic aquí para matar a todos“, que ya se encuentra a la venta. A continuación se puede ver un extracto de su entrevista con la revista del MIT “Technology Review”:





Entonces, ¿qué tenemos que hacer para que Internet sea más segura?

No hay una industria que mejore la seguridad o la protección sin que los gobiernos la obliguen a hacerlo. Una y otra vez, las empresas escatiman en seguridad hasta que se ven obligadas a tomarlo en serio. Necesitamos que el gobierno intensifique aquí una combinación de elementos dirigidos a las empresas que desarrollan dispositivos conectados a Internet. Esto incluye estándares flexibles, reglas rígidas y leyes de responsabilidad estrictas cuyas sanciones sean lo suficientemente grandes como para perjudicar seriamente los beneficios de una compañía.

¿Pero acaso cosas como las leyes de responsabilidad objetiva tienen un efecto de enfriamiento en la innovación?

Sí, enfriarán la innovación, ¡pero eso es lo que se necesita en este momento! El punto es que la innovación en el mundo de Internet puede matarte. Nos enfrentamos a la innovación en aspectos como desarrollo de fármacos, diseño de aviones y plantas de energía nuclear porque el costo de hacerlo mal es demasiado grande. Ya pasamos el punto en que necesitamos discutir la regulación versus la no regulación para los dispositivos conectados; tenemos que discutir la regulación inteligente versus la regulación estúpida.

Hay una tensión fundamental aquí, sin embargo, ¿no? A los gobiernos también les gusta explotar las vulnerabilidades de espionaje, el cumplimiento de la ley y otras actividades.

Los gobiernos son ciertamente cazadores furtivos y guardabosques. Creo que resolveremos esta tensión entre la ofensa y la defensa con el tiempo, pero va a ser un camino largo y difícil para llegar allí.

Reproducido de BarraComa


pdfprintpmail