Archivado en Noticias, Privacidad, Mundo Internauta, Seguridad

Para el ex jefe de seguridad de Facebook es peligroso dejar en manos de las plataformas la supervisión de los discursos de odio


Otorgar a las plataformas el poder de supervisar los discursos de odio es “un camino peligroso”, aseguró Alex Stamos, quien hasta agosto de este año se desempeñó como jefe de seguridad de Facebook, en una entrevista realizada por MIT Technology Review. La sociedad no está pidiendo límites para lo que hacen [las compañías tecnológicas]. Está pidiendo que las compañías tecnológicas hagan más. Y pienso que ese es un camino peligroso… especialmente con el crecimiento del machine learning”, dijo Stamos.





 

 

“Podríamos terminar con una moderación en tiempo real de todo lo que se diga on line. Entonces los poderes que otorgamos a las compañías tecnológicas ahora son los poderes que esas máquinas van a tener en cinco años”, explicó.

En relación a las posturas que proclaman la necesidad de separar a Facebook de Whatsapp e Instagram para limitar su poder, el ex jefe de seguridad de la compañía consideró que la regulación antimonopolio no tiene sentido como solución frente a los discursos de odio que circulan en las plataformas.

“No creo que solucione los problemas ni que los empeore [forzar a una plataforma a desinvertir]”, sentenció. Desde su perspectiva, “lo que podría empeorar las cosas es separar productos específicos. Diez Whatsapp son peores que un Whatsapp y diez Facebook son peores que uno, porque se pierden las economías de escala y la habilidad de contar con equipos capacitados que sean expertos en este tipo de abuso [discursos de odio, propaganda, etc]”.

Recientemente, el, actual líder del grupo del Partido Popular Europeo en el Parlamento Europeo y principal candidato para presidir la Comisión Europea, Manfred Weber, aseguró que “la Comisión Europea debería considerar si, por ejemplo, luego de adquirir WhatsApp e Instagram, Facebook detenta posición dominante. En casos extremos, la separación debería ser concebible”.

En la misma dirección se pronunció Tim Wu, creador del concepto de “neutralidad de red” y profesor de derecho de la Universidad de Columbia, quien planteó que la regulación antimonopolio vigente sirve para dividir al gigante tecnológico en tanto representa una amenaza para la democracia y la innovación.

 

Reproducido de OBSERVACOM(Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia)


pdfprintpmail