Archivado en Noticias, Sin Canon

'Para la SGAE todos somos delincuentes'


El canon de los CDs y DVDs destapa la caja de los truenos. La respuesta de la SGAE a la postura de la AI, sobre que si hay canon que se quiten las protecciones a la copia, no se hizo esperar. Y esta contestación tuvo su réplica inmediata por parte de la AI.





La Asociación de Internautas (AI) se muestra totalmente contraria al acuerdo. El abogado de la Asociación, Pedro Tur, hizo el siguiente razonamiento para explicar su postura: "La finalidad del canon es una remuneración compensatoria por la copia privada, y como ha indicado la SGAE, cualquier particular puede hacerse una copia de una obra musical o audiovisual para uso privado. Si estas obras se distribuyen y se venden con protecciones que impiden esa copia privada

¿Qué sentido tiene el canon?".

La AI defiende que "tendrán que suprimir las protecciones para que el consumidor pueda hacer la copia". Tur fue más allá y dijo que el usuario no puede saltarse las protecciones salvo que acuda a "procedimientos ilegales. Y no es tan fácil saltárselas".

La Asociación aconseja a los usuarios que si compran un CD o un DVD grabable para hacer copias privadas de obras musicales o audiovisuales, se les cobra el canon, y luego les resulta imposible hacer esa copia, acudan a las autoridades de consumo para formular la correspondiente denuncia. O bien que vayan a la web de la AI donde encontrarán la ayuda para poder cumplimentar las denuncias que se están preparando.

Por su parte, la AI aseguró que va a denunciar directamente el acuerdo ante las autoridades competentes de consumo, si persisten en la actitud de imponer el canon.

La respuesta de la SGAE a la postura de la AI, sobre que si hay canon que se quiten las protecciones a la copia, no se hizo esperar.

Desde la SGAE se es tajante y se formulan tres razonamientos. Primero, la SGAE asegura que la decisión de poner las protecciones es de la industria, no es algo que decidan las entidades de gestión. "Eso forma parte de las características de la edición de tal o cual disco, y en consecuencia, es su productor el que decide si ese disco se publica con tal o cual portada, formato o protección".

En segundo lugar, "hacer creer a los lectores que las protecciones son una característica generalizada en los discos que hay hoy en todo el mundo, es tomar por tontos a los aficionados a la música, que saben perfectamente que la inmensa mayoría de los discos, y la completa totalidad de los discos hasta finales del 2002 están publicados y comercializados sin ningún tipo de protección".

La SGAE fue aún más dura con la AI y dijo que "la inmensa mayoría de los discos que hay incluso en las casas de los integrantes de esta Asociación, son discos que se pueden copiar para uso privado, sin protección".

Por último y en tercer lugar, la SGAE aseguró sorprenderse de que la AI ejerza de personajes muy informados en algunos casos y de cándidos en otros. Y dijo estar segura de que "en el fondo muchas personas que ejercen de portavoces en la AI conocen perfectamente el hecho cierto de que las protecciones son suprimibles mediante fórmulas que están incluso distribuidas y colgadas en Internet".

Fernando Neira aseguró sorprenderse de que "los internautas que tan bien conocen la Red, desconozcan o quieran hacer creer que desconocen estas circunstancias".

Y esta contestación tuvo su réplica inmediata por parte de la AI.

Por su parte, desde la AI se aseguró que romper esas protecciones no es fácil y que "la SGAE lo que está diciendo es que delinquir es fácil, y que todos somos unos delincuentes, porque si dicen que un CD lleva una protección que impide la copia, en el Código Penal está tipificado como delito saltarse las protecciones. Es más, según el Código Penal la simple tenencia de un crack para desproteger programas o CDs es delito".

La AI acabó diciendo que si la SGAE asegura que hay algunos discos que no llevan protección, "que nos digan cuales son y compraremos sólo esos".

Reproducido de Terra - Tecnología / Ana Bedia


pdfprintpmail