Archivado en Noticias, Sin Canon

Protestas contra el canon de los CD vírgenes


Los consumidores no se resignan a tener que asumir la subida de precios de CD y DVD vírgenes. La culpa la tiene un acuerdo firmado entre las entidades de gestión de derechos de autor y la industria de empresas de electrónica y comunicaciones (Asimelec). La Asociación de Internautas ha denunciado ante Consumo el acuerdo que desde esta misma semana encarecerá hasta un 28% el precio de algunos soportes de grabación.





A. C. / N. S. Madrid / 5 Días Empresas o usuarios particulares que hasta ahora acostumbraban a comprar CD vírgenes para grabar cualquier tipo de datos van a comprobar la subida en el precio de los discos. La razón es el acuerdo firmado entre las entidades de gestión de derechos de autor y Asimelec, la asociación que engloba a la mayor parte de las empresas de soportes de grabación. El pacto supone que la industria repercutirá a los clientes un canon por derechos de copia para los CD y DVD.

La respuesta no se ha hecho esperar. La Asociación de Internautas ha pedido al Instituto Nacional de Consumo que anule el acuerdo que en su opinión 'regula de forma unilateral y con infracción de la norma de propiedad intelectual, una pretendida remuneración por el derecho de copia para los soportes de CD y DVD grabables'.

Los internautas piden a las autoridades de consumo que declaren nulo el acuerdo e inicien un expediente sancionador contra los firmantes por abuso de derecho.

Pero no se encuentran solos en la batalla. El resto de asociaciones de consumidores apoyan las medidas emprendidas. Es el caso de la Confederación Española de Consumidores y Usuarios que opina que el acuerdo firmado entre industria y autores es una 'decisión equivocada' que 'no hará otra cosa que fomentar la piratería en el sector'. Además, considera que 'tal y como están los precios' de los soportes, la imposición de un sobreprecio impulsará en mayor medida a los consumidores a adquirir productos falsificados en los denominados top manta. La CECU no ha previsto por el momento impugnar el acuerdo, aunque no lo descarta en caso de que alguno de sus asociados quiera presentar una reclamación. 'Estamos detectando mucho malestar por este tema', explican.

Pedro Tur, abogado de la Asociación de Internautas, asegura que tras intentar la anulación de la medida por vía administrativa no descartan acudir también a la judicial. Una posibilidad que no agrada al director general de Asimelec, José Pérez García, quien asegura sentirse entre la espada y la pared. 'Se dice que nos hemos inventado un canon cuando la realidad es que era algo previsto en la ley de propiedad intelectual. Además, si hemos firmado el acuerdo con las entidades de gestión no es por gusto sino porque teníamos cinco sentencias que daban la razón a las entidades de derechos'.

La industria dice encontrarse entre la espada y la pared. Entre las entidades de derechos de autor y los usuarios

Pérez reconoce que es imposible determinar si un CD va a dedicarse a grabar datos profesionales o una canción o una película, 'pero el acuerdo es el acuerdo. Antes nos demandaban las entidades de gestión. Ahora los usuarios'. También aclara que el acuerdo es voluntario para las empresas de la asociación. 'Si no quieren repercutirlo al cliente están en su derecho, pero las entidades de gestión acabarán denunciándoles'.

Hacer valer los derechos

Entre las iniciativas que recomiendan los internautas a los usuarios figura el envío de quejas a una cuenta de correo (exijomicopia@internautas.org) con el objetivo de colaborar para hacer valer los derechos . 'Los usuarios podrán dar cuenta de las tiendas que no repercutan el canon en DVD y CD grabables, así como de las obras que se comercializan con protección para impedir la copia privada', explica la asociación.

Reclamar si no se puede copiar

La Asociación de Internautas recuerda que muchos de las obras en CD y DVD contienen un dispositivo que impide realizar copias privadas. Por ello, la asociación aconseja a los usuarios que en caso de no poder realizar la copia reclamen ante el establecimiento en el que han adquiridos los soportes grabables la devolución del canon cobrado. Para ello es imprescindible guardar la factura y pedir la hoja de reclamaciones.

Solicitar la hoja de reclamaciones

Pedir la hoja de reclamaciones es una buena costumbre y un derecho que muchos consumidores no ejercen. El formulario, que es necesario para presentar la correspondiente denuncia o queja ante los organismos de consumo, deberá rellenarse en el establecimiento y entregarlo al vendedor (aunque el comprador deberá conservar una copia). Negar o no disponer de hoja de reclamaciones es sancionable.

Pedir que se desglose el canon

El segundo consejo de los internautas pasa por exigir en el establecimiento de compra de los soportes grabables el desglose del canon por copia privada en la factura de compra. Así, al igual que ocurre con el IVA, la Asociación de Internautas recomienda a todos los usuarios exigir su derecho a que el vendedor incluya en la factura el importe separado del sobreprecio que gravará a los CD y DVD.

Conservar los resguardos

Una de las primeras recomendaciones de la Asociación de Internautas a los compradores de CD y DVD vírgenes es la necesidad de conservar las facturas de compras. En ellas deberá hacerse figurar el nombre y apellidos, domicilio y número de identificación fiscal del consumidor (NIF). Tener el justificante de compra es el abecé para iniciar cualquier tipo de reclamación, ya sea ante Consumo o los tribunales.

Primeras acciones ante la imposición del canon por copia privada en CD y DVD


pdfprintpmail