Archivado en Noticias, P2P

Quienes descargan música 'online' consumen también


Los que descargan material de la Internet en Europa son ávidos aficionados a la música que poseen aparatos múltiples y son tan propensos a comprar un disco compacto como cualquier otro, según un nuevo estudio divulgado el miércoles.





/Por Bernhard Warner/ LONDRES (Reuters) La imagen contradice la noción del adolescente navegando en Internet en busca de música gratis. Son compradores regulares en las tiendas de discos hoy en día, y es muy probable que compren canciones por descarga en el futuro, dijeron los investigadores.

"Existen fervientes aficionados a la música dentro de la comunidad que comparte archivos", dijo a Reuters Mark Mulligan, un analista de Jupiter Research en Londres.

"Son más propensos a escuchar radios digitales y visitar cibersitios de artistas. Hay evidencia precisa de que este grupo es la comunidad base para los que quieren pagar por servicios de música (online) legítimos en el futuro", agregó Mulligan.

La industria de la música ha librado una guerra contra el intercambio de archivos en Internet y la copia de CD, actividades a las que atribuye un declive de tres años en las ventas de música.

En Estados Unidos, la Asociación de la Industria Discográfica (RIAA, por sus siglas en inglés), que representa las cinco mayores compañías de música del mundo, Universal Music, Warner Music, EMI, BMG, y Sony Music, ha comenzado a demandar a individuos que intercambian música.

En Europa, los organismos comerciales de la industria y los grandes sellos de música han probado una táctica más suave, promoviendo servicios respaldados por la industria y educando a los consumidores que descargar material protegido por la ley de derechos de autor es una actividad ilegal.

Los que descargan material 'online' en Europa difieren de sus pares estadounidenses, dijo Chris Colman, director administrativo para Europa, Oriente Medio y Africa de Sandvine Inc. de Canadá, una empresa tecnológica que trabaja con proveedores de servicio de Internet para minimizar la escalada de los costos de banda ancha asociados con el compartir archivos.

Los europeos que se dedican a esta actividad prefieren servicios como eDonkey y WinMax. Servicios como Kazaa, que utiliza la tecnología Fasttrack para compartir archivos, son más populares en EEUU, dijo Colman.

Los estadounidenses y europeos parecen estar usando servicios de amigo a amigo para diferentes propósitos, pero hay uno constante: el uso de intercambiar archivos se incrementa a medida que el mercado de Internet de banda ancha crece, indicó.

La información de Jupiter, obtenida de un sondeo entre 5.000 usuarios de Internet este verano boreal en el Reino Unido, Suecia, Italia, España, Francia y Alemania, respalda los hallazgos de Sandvine.


pdfprintpmail