Elecciones UE 2019, NO al articulo 13


Archivado en Noticias, Sin Canon

Contra el canon del papel en blanco


La agencia Efe difundía la nota sobre el hecho de que los internautas iniciaban acciones contra el canon que grava los CDs y DVDs grabables. Y es que a partir del 1 de septiembre, los CDs y DVDs vírgenes incluyen un canon por copia privada, según el acuerdo alcanzado entre la Asociación Multisectorial de Empresas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec) y seis entidades de gestión de derechos de autor.





La pregunta es ¿protección de los derechos de autor o de los intereses comerciales? Si se cobra un canon sobre las cintas de vídeo o de audio grabables, si se cobra un canon por CDs y DVDs grabables, muy pronto se propondrá el canon por folio de papel blanco, en el que se puede copiar cualquier escrito.

Ciertamente la piratería es condenable. Tanto como los precios abusivos. Pero, ¿no puedo realizar copias de seguridad de mis programas o documentos sin un sobrecoste, sin un gravamen?

Este verano, invitado por la Universidad de Alicante, participé en un curso sobre literatura. Como parte de mis clases, repartí, de modo gratuito, un CDROM con un programa de ordenador, desarrollado por mí. ¿No estoy en mi derecho de regalar mis programas, o mi propiedad intelectual, sin tener que pagar una tasa o sobretasa especial?

Si se paga el canon por CD grabable, ¿quiere decir que, implícitamente, están autorizadas las copias de programas o discos que alguien haya comprado legalmente?

O, como aquellos muchachos que se hacían el siguiente plan de compra y ahorro: "Compramos el disco de (aquí el nombre del grupo de moda) y una caja de CD vírgenes, hacemos copias para todos y rifamos el original: 20 euros en total que, entre diez, a dos euros". Con la sobretasa incluida. ¿Son legales estos hechos al pagar el canon que grava los grabables?

La propuesta de la Asociación de internautas es la siguiente: que el ciudadano exija la factura desglosada y si le cobran el canon, que pida la hoja de reclamaciones; que la imposición del canon y el acuerdo para cobrarlo se entiende como un "abuso de derecho" por parte de los colectivos firmantes, porque lo hicieron "a espaldas de los usuarios"; que tal medida vulnera el derecho recogido en la Ley a la copia privada.

Por ello, como queda dicho, ha decidido "plantar cara" a la Sociedad General de Autores (SGAE) y luchar por la supresión de la llamada "remuneración compensatoria por copia privada".

Artículo de Antonio García Velasco publicado en DiarioMálaga .-

pdfprintpmail