Archivado en Noticias, Sin Canon

EGEDA asegura que Alejandro Sanz recibirá menos derechos por incluir anticopia


La Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) considera que las tecnologías que impiden la copia de un disco compacto o un DVD "no impiden la copia privada, sino que tratan de evitar la piratería mediante la imposibilidad de realizar una reproducción digital idéntica", dijo hoy su director general, Miguel Ángel Benzal. En este sentido, precisó que los autores y productores que incluyen un sistema anticopia en su obras --caso de Alejandro Sanz con su último trabajo, 'No es lo mismo', o la mayoría de películas que se comercializan en formato DVD-- "no percibirán los derechos correspondientes a los soportes de copia digitales".





Según esta entidad de gestión, los propietarios de derechos de autor perciben remuneraciones en compensación por lo que dejan de ingresar por las copias privadas "en función del daño que puede sufrir su obra", por lo que, para el cálculo de los pagos, se tiene en cuenta tanto el horario de emisión --en el caso de las películas que se pasan por televisión-- como "si se puede copiar o no" en el caso de los discos de música y los DVDs.

Los directivos de EGEDA explicaron hoy en Madrid el acuerdo alcanzado por las gestoras de derechos de autor con Asimelec para el cobro de un canon por los cederrones y los DVDs grabables, que ha levantado una gran polémica entre los internautas y otros colectivos que utilizan estos soportes con una finalidad informática.

En concreto, la Asociación de Internautas criticó primero el establecimiento de este canon, invitó después a los usuarios a denunciar a aquellos establecimientos en los que su cobro no viniera detallado en las facturas y, por último, reclamó la retirada del disco de Alejandro Sanz por incluir un sistema anticopia por entender vulnerado el derecho a la realización de un duplicado para uso privado.

ACUERDO "DESVIRTUADO"

En opinión del responsable de Copia Privada de EGEDA, Rafael Sánchez, el contenido del acuerdo con la industria tecnológica para adaptar a los nuevos soportes digitales los canones compensatorios establecidos desde hace tiempo para casetes y cintas de vídeo vírgenes "se ha desvirtuado mucho", en especial por parte de "asociaciones a las que hacer mucho ruido de vez en cuando les viene muy bien".

Según la entidad gestora, la negociación con Asimelec sirvió para que la industria reconociera que los cederrones y DVDs vírgenes son "soportes idóneos para la reproducción doméstica" de música y contenidos audiovisuales, así como para condonar los posibles derechos pendientes del pasado "a cambio de una estabilidad del sistema de ahora en adelante".

El acuerdo --en vigor desde el pasado 1 de septiembre, aunque muchos establecimientos no aplican el canon todavía-- justifica el pago de la compensación para todos los discos, sea cual sea su uso (incluso si este es de contenidos creados por el propio usuario, caso de fotos digitales, copias de seguridad, etc.), "en aras de garantizar la mínima existencia de fraude".

En este sentido, Sánchez recordó que, si bien el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual atribuye al fabricante o importador del soporte de grabación la responsabilidad de liquidar los pagos, ésta podría recaer en los distribuidores si no cumplen con determinados requisitos, como detallar en sus facturas el importe que se dedica a la compensación por copia privada.

TARIFAS "MENORES"

Las tarifas acordadas --0,30 euros por hora de grabación en CD-Audio y 'minidisc', 0,70 por DVD de vídeo, 0,13 por los cederrones grabables y 0,30 por los DVDs grabables, este año-- son, según Sánchez, inferiores a "las legalmente establecidas" como "reconocimiento de los usos distintos a la grabación de obras audiovisuales o fonográficas" de estos soportes.

No obstante, el canon que paga el comprador de una cinta virgen de sesenta minutos de duración es de 0,18 minutos (un cuarenta por ciento inferior al de cada hora de música en un CD-Audio), mientras que cada hora de una cinta de vídeo se paga a 0,30 euros por los 0,70 establecidos en el acuerdo por grabar contenidos audiovisuales en un DVD Vídeo.

En este sentido, los responsables de EGEDA argumentaron que los cederrones y DVDs regrabables de datos, es decir, con capacidad de pagar audio y vídeo, tendrán un canon por hora de 0,13 y 0,30 euros cuando, con las compensaciones establecidas para los soportes analógicos, el usuario debería pagar 0,48 euros en ambos casos porque son soportes que "permiten múltiples grabaciones y unas veces puede ser música y otras contenidos audiovisuales".

Por último, Sánchez destacó que el acuerdo incluye la realización de una propuesta al Gobierno para que fije unas cuantías del canon de los discos digitales "sin riesgos para las partes" y se comprometa a establecer un sistema "eficaz de revisión de tarifas", así como la implementación de mecanismos adecuados para "minorar los efectos del posible fraude".

Europa Press


pdfprintpmail