Atraco


¿No es fantástico? Tras el verano, recordando épocas franquistas y sin saber muy bien como, hemos de pagar un impuesto ¿revolucionario? sobre los CD´s y DVD´s vírgenes. Es noticia de septiembre y sin embargo, tanto los medios de comunicación como el mismo público parecen haber aceptado el atraco con una pasividad que dice muy poco sobre la moral ciudadana de nuestro país.





Se supone que la tasa (desde 0,13 euros hasta 0,60 euros, ahí es nada) sirve para compensar a los autores (más bien a sus compañías editoriales) de las pérdidas que les ocasiona el pirateo, top-manta o internetario. De paso, se llevan una tajada de aquellas empresas que trabajen con datos masivos, de quienes desean promocionar sus productos, del padre de familia que pasa a DVD sus vídeos vacacionales... Nada de ello está sujeto a derechos de reproducción pero, mira tú, es una propina simpática.

Lo más fascinante del asunto es como se ha producido. Las empresas fabricantes o importadoras de estos soportes digitales, se encontraron desde hace ya más de un año con un aluvión de demandas provenientes de sociedades como la SGAE y otras, en las que se venía a decir que sus productos estaban destinados al crimen.

Los fabricantes/importadores reaccionaron con terror: sus departamentos legales, dedicados más bien a cuestiones contractuales, no tenían nada que oponer al ejército de abogados litigantes de SGAE y demás. En términos prácticos esto suponía altos costes en juicios cuya salida no estaba nada clara.

Así pues, decidieron que les saldría más barato avenirse a pagar un porcentaje de los soportes vírgenes y pasarle la factura a un consumidor que, se está viendo, no tiene más remedio que tragar con lo que le echen. Este desmán puede suceder porque el Gobierno no ha incorporado todavía a la legislación española las normativas europeas al respecto y la actual es confusa. El último plazo venció hace casi dos años, pero no hay noticias sobre mayor movimiento.

Sin embargo, puede que lo más inquietante sea la desfachatez con que se ha cerrado este acuerdo, sin que se produzca un griterío y sin que las autoridades, les expliquen a las partes que en ningún caso pueden pasar ese canon al consumidor de forma indiscriminada. Hasta ahora, los únicos que parecen haber reaccionado son las comunidades de internautas. Algo es algo.

JOSÉ MANUEL COSTA en ABC

Comunidad Anti-Canon:

Plataforma de coordinación de movilizaciones contra la SGAE

CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs

Devolvamos El Ataque, DEA

Movimiento Sin Canon

Adhesiones: Di lo que piensas sobre el canon

PARTICIPA EN LA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs


pdfprintpmail