Quedate en casa



Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

La CMT amplía el margen de maniobra de Telefónica en el ADSL


A pesar de que la regulación española sobre ADSL ha sido tradicionalmente una de las más restrictivas de Europa para el operador dominante -Telefónica-, los rivales del ex monopolio han tenido poco éxito con sus denuncias ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.





I. A. / MADRID (09-01-2004) 5 Días Este organismo ha tenido en sus manos al menos ocho denuncias de envergadura sobre posibles prácticas restrictivas de la competencia por parte de Telefónica o de fijación de precios en contra de la normativa. Y en ninguna de ellas ha dado la razón a las reclamaciones de los demandantes.

Más suerte han corrido los denunciantes que apelaron al Tribunal de Defensa de la Competencia. La demanda de la Asociación de Internautas contra Telefónica por su actuación durante el lanzamiento del ADSL terminó con una multa de 900.000 euros.

El encontronazo más reciente entre Telefónica y sus rivales de ADSL se resolvió el pasado 18 de diciembre. Esta vez fue el sector casi en pleno -Wanadoo; Tiscali; la patronal de las operadoras alternativas, Astel, y la de Proveedores de Servicios de Internet, Aepsi- el que denunció al ex monopolio ante la CMT.

El detonante del conflicto fue la promoción lanzada por Telefónica en verano en la que regalaba dos cuotas gratis de determinada modalidad de ADSL. Y el regulador, aunque reconoce que el ex monopolio se saltó la normativa en algún punto, rechaza las alegaciones.

Los rivales de Telefónica exigieron a la CMT medidas para impedir la promoción, así como la invalidación de los contratos que hubiera conseguido gracias a la oferta. Todo ello, además de la petición sanciones por incumplir resoluciones previas de la comisión. A juicio de los demandantes, Telefónica no sólo violó la normativa que regulaba hasta octubre los precios minoristas de ADSL, sino que abusó de su posición de dominio y lanzó una oferta que supone un pinzamiento de precios, ya que no tuvo reflejo en la tarifa mayorista.

La CMT da la razón a los rivales de Telefónica en un punto: el ex monopolio no tenía autorización del Gobierno para sacar la promoción. Pero tal hecho no tendrá mayores consecuencias. La CMT lo constata, pero no toma acciones por ello. El resto de las acusaciones tampoco son punibles para la comisión, que absuelve a Telefónica de los cargos, y valida así la promoción.

Una tecnología que nació y vive con conflicto

La actuación de Telefónica en el mercado del ADSL ha sido una fuente de conflictos desde que esta tecnología de acceso a Internet a alta velocidad salió al mercado. Y lo ha sido por las exigencias de la regulación y por los múltiples actores del proceso.La normativa española de ADSL es una de las más restrictivas de Europa. No sólo regula los precios mayoristas del ex monopolio, sino que también lo hacía hasta octubre con los minoristas. Así, cada oferta al cliente final ha sido mirada con lupa por sus competidores, en busca de posibles ilegalidades.A esta situación se añade el hecho de que dentro del grupo Telefónica hay tres compañías que dan ADSL y sólo una de ellas -Telefónica de España- está sujeta a obligaciones como operadora dominante. Las denuncias por posible trato de favor a Terra o a Telefónica Data se han multiplicado.Desde octubre la situación se ha clarificado. Telefónica ya no tendrá que contar con el visto bueno del Gobierno para los precios finales, basta con que los comunique previamente. Sin embargo, cualquier promoción que haga tendrá repercusión. Ella es la dueña de la única oferta mayorista que hay en el mercado y sus precios finales no podrán dejar sin margen a los rivales.