Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

España se mantiene en la cola de Europa en inversión en I+D


Grecia, Portugal y España son, por este orden, los Estados miembros de la UE que menos capital público y privado dedican a la Investigación y el Desarrollo (I+D), mientras que Suecia, Finlandia y Alemania, siguen encabezando la lista, según el informe publicado por la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat). En 2002, el conjunto de la UE destinaba un 1,99% de su Producto Interior Bruto (PIB) a este sector. La cifra -realizada sobre estimaciones y datos reales-, es apenas superior a la de 2001 (1,98%), lo que indica que el ritmo de crecimiento deberá acelerarse, si la Unión quiere alcanzar el objetivo que se marcó en el Consejo Europeo de Barcelona (marzo de 2002) de asignar el 3% del PIB a I+D.





EP / El Mundo .- Los países nórdicos siguen marcando el camino. Suecia dedicó un 4,27% de su riqueza al I+D en 2001, y Finlandia, un 3,49% en 2002. Les siguen Alemania (2,49% en 2001), Dinamarca (2,49% en 2001), Francia (2,20% en 2002) y Bélgica (2,17% en 2001).

Por su parte, Grecia (0,67%), Portugal (0,84%) y España (0,96%) cierran la lista. Además, en el caso de España, el diferencial con respecto a la media comunitaria tendió a acrecentarse (1,02 puntos porcentuales en 2002, por 1,01 puntos en 2001).

En términos absolutos, las inversiones más elevadas en 2001 se produjeron en Alemania (51.532 millones de euros), seguida de Francia (33.000 millones) y Reino Unido (30.000). Estos tres países aportaron casi dos tercios del capital que los Quince destinaron a I+D y que ascendió a 175.507 millones de euros.

En cuanto a los diez países adherentes a la UE el próximo 1 de mayo, su gasto medio se situó en el 0,84% del PIB en 2001. Eslovenia (1,52%) y la República Checa (1,33%) apuntan las inversiones más elevadas, mientras que Chipre (0,26%) y Lituania (0,48%) cierran la tabla.

Brecha con Estados Unidos

Así las cosas, la brecha de la UE con respecto a Estados Unidos y Japón no se acorta. En EEUU, el gasto en I+D pasó del 2,72% del PIB en 2001, al 2,82% en 2002 y al 2,80 por ciento en 2003. Por su parte, Japón, registró un 2,98%.

La diferencia en inversión se refleja en la balanza comercial. En 2001, la UE registró un déficit en importación de productos de tecnología punta de 23.000 millones de euros, frente al superávit de 39.000 millones de Japón y el déficit de 10.000 millones de EEUU.

Éste último es el primer exportador -con 234.000 millones, frente a los 196.000 millones de la UE y los 111.000 millones de Japón-, pero también el primer importador -243.000 millones, frente a los 219.000 millones de la UE y los 23.000 millones de Japón-.

Alto déficit comercial de tecnología

Dentro de la UE, España es el país que registra el mayor déficit comercial en alta tecnología. En 2001, exportó por valor de 7.900 millones de euros -el 6,1% de sus exportaciones totales- e importó por valor de 18.200 millones de euros -el 10,6% de las importaciones- lo que arroja un saldo negativo de 10.300 millones de euros. Le siguen Italia (déficit de 9.000 millones de euros) y Portugal (déficit 3.200 millones). El mayor superávit correspondió a Irlanda (15.500 millones de euros).

Alemania (100.700 millones de euros), Francia (92.400 millones de euros) y Reino Unido (80.400 millones millones de euros) fueron los principales exportadores de este tipo de productos, aunque en términos relativos Irlanda (40,8% del total de sus exportaciones), Luxemburgo (27,9%) y Reino Unido (26,4%) ocuparon las primeras plazas.


pdfprintpmail