13-M: Conectados en busca de la verdad


"La política, señores, es una actividad importantísima... Yo no os aconsejaré nunca el apoliticismo, sino, en último término, el desdeño de la política mala, que hacen trepadores o cucañistas, sin otro propósito que el de obtener ganancia y colocar parientes. Vosotros debéis hacer política, aunque otra cosa os digan los que pretenden hacerla sin vosotros, y, naturalmente, contra vosotros”.

De los textos del apócrifo Juan de Mairena.





Primero fue el 11-M de la barbarie, la sinrazón, el dolor, el llanto, la solidaridad y los lazos negros en la web. El 12 fue el reconocimiento fraternal de los españoles en nuestra calidad de ciudadanos del mundo físico y virtual, después la búsqueda de la verdad. El 14-M, la catarsis colectiva, la reafirmación democrática de los españoles enviando un mensaje a todo el Mundo: somos modernos y preferimos ser buenos españoles a buenos patriotas.

Tenemos medios de comunicación y libertades para usarlos: prensa, radios, televisiones, teléfonos fijos y móviles, Internet... todos tan preciados como valiosos. Además tenemos imaginación, valorada más por las empresas tecnológicas anglosajonas que por las nuestras, tan carpetovetónicas muchas de ellas, tenemos dignidad y somos muy susceptibles a la tomadura de pelo, sobre todo cuando estamos hablando de cosas serias. Si Napoleón pudiera levantar la cabeza algo nos diría al respecto.

Mientras España ocupa lugares en el pelotón de cola en cuanto a uso y fomento de Nuevas Tecnologías de la Información, los españoles que tenemos el privilegio de disfrutarlas, de experimentar con ellas, estamos encontrando utilidades de comunicación social inimaginables hace poco más de 10 años. Técnicamente me refiero al siglo XX, en tiempo internauta podría hacerlo en el siglo XIX.

Compartimos, comunicamos, proyectamos, y por qué no, también hacemos política con estas nuevas herramientas, sin casi darnos cuenta de lo que se está haciendo hasta que no esta hecho. Por eso el 15-M, al hacer las cuentas nos sale que en 12 horas nos deshicimos de un mal Gobierno. Que todavía anda buscando, en su desorientación, una mano negra. En vez de oír a los cientos de miles de clics anónimos que el día de reflexión sonaron en busca de la verdad.

Ahora los tertulianos buscan los motivos, estudian el modelo, y los emprendedores, analizan la estrategia para encontrar aplicaciones que sirvan a la mercadotecnia, sacar rédito al uso de la imaginación y poner precio a la iniciativa social en estado político puro.

De este primer capítulo de la historia socio-telemática se desprende una primera lectura: en España ya hay ciudadanos que viven en el siglo XXI, conviviendo con políticos que les esta costando salir del siglo XX. Si la convergencia no llega pronto, la brecha que se puede abrir entre administradores y administrados puede ser tan ancha como insalvable.

Tribuna Libre de Víctor Domingo en El Confidencial Digital


pdfprintpmail