Un único canon y dos precios verdaderos.


Ayer hicimos público que la $$$$ incrementa el 38'46 % el canon de los CDs. Conocíamos los precios que acordaron con Asimelec para repercutir en el precio de venta a público de los soportes digitales vírgenes. Comprobamos en la página oficial de esa sociedad que los ha subido al margen de dicho acuerdo, casi un 40% a todas aquellas empresas distribuidoras y fabricantes de soportes digitales que no están de acuerdo en vincularse a semejante pacto.





Según hemos podido leer en El Navegante, que ,," desde la $$$$ han desmentido "totalmente" lo expuesto, y han acusado a la AI de "total y simple manipulación". Así, fuentes de la sociedad aseguraron que el precio convenido por cinco sociedades de gestión de derechos de autor y Asimelec, y que se aplica desde septiembre, es de 13 céntimos de euro por hora, y desmiente aumento alguno "al menos hasta 2005, momento en el que se pasará a cobrar 16 céntimos de euro, tal y como se refleja en dicho acuerdo". Así, según las mismas fuentes, los precios que aparecen en la página 'web' de la $$$$, 18 céntimos por hora grabada, corresponden a "los que se aplican a soportes analógicos, prácticamente en desuso, por lo que encima el precio que se aplica a los nuevos soportes es (y será) inferior al anterior".

Sin embargo, esta afirmación desmiente la información que la $$$$ tiene colgada en su sitio web, información de la que nos hicimos eco ayer:

http://www.sgae.es/contenido/cont.inm?instanceId=66&tipoId=41&selectedMenu=301


De hecho, Asimelec aseguró al mismo diario en el mismo artículo que " que efectivamente se cobran 18 céntimos de euro como remuneración compensatoria por CD "a aquellas empresas que no firmaron el acuerdo" entre ASIMELEC, la $$$$ y otras cuatro sociedades de autores, que fijaron sus tarifas en 13 céntimos por hora grabada". Luego las fuentes de la $$$$ faltan a la verdad.

Así, resulta que el canon de la $$$$ tiene dos precios; uno, el impuesto el pasado 1 de setiembre que grava 13 céntimos por hora, y otro, a criterio de parte y en libre interpretación de la Ley de Propiedad Intelectual, a 18 céntimos/hora.

En pleno siglo XXI, en España existen sociedades que en defensa de los legítimos e irrenunciables derechos de autor someten a una remuneración compensatoria a un número indeterminado de ciudadanos, empresas, instituciones, administraciones, por algo que no realizan o por algo que se impide precisamente por quienes quieren verse compensados, dicho de otra manera: les compensamos por nada. Y la mejor argumentación para justificar esta realidad injusta es que los responsables del abuso retuercen la realidad para intentar hacernos sentirnos culpables de lo que no lo somos y de paso criminalizar a todos los consumidores y usuarios de soportes digitales vírgenes, cuando no atribuirnos olímpicos desprecios.

La Asociación de Internautas ha sido y es firme defensora de los legítimos derechos de autor, rechaza la piratería y está muy atenta al desarrollo de la Ley de Propiedad Intelectual en relación con lo digital. Pero repudia, por injusto, arbitrario, indiscriminado e ilegal, que el legítimo derecho de autor sea el cobro del mismo canon, hasta por dos veces (una en los equipos grabadores y otra, ahora,en los soportes digitales), a un público inmenso que no le corresponde: bien porque no hace uso de obras con derechos de autor, bien porque los autores y editores impiden la copia privada de sus obras con sistemas anticopia.

El hecho de encontrarse frente a una situación de agrio desacuerdo, debería hacer meditar a los responsables de la defensa de los derechos de autor que tiene que haber algún motivo que nos anima a personas físicas y jurídicas a no someternos a esa imposición y que sigue sin guardar relación alguna con actividades delictivas, por mucho que se empeñen, ni con pretendidos desprecios hacia el mundo de la creación cultural.

No nos resignamos aceptar que en nombre de la cultura, nuestra cultura, la cultura de todos y de los legítimos derechos de autor, se cometa una injusticia con todos los ciudadanos, empresas, profesionales, administraciones e instituciones, porque seguimos sin sentirnos culpables de los delitos que otros cometen y no se puede admitir que se nos quiera, además, hacer pagar, de forma poco ética y que consideramos ilegal, por algo que resulta imposible para la práctica totalidad de los consumidores y usuarios de tales soportes digitales: la copia privada.

Es como un cuento perverso en el que los poetas atracan a su pueblo, los cantantes llaman piratas o pendejos electrónicos a los ciudadanos honestos, los músicos cambian sus instrumentos por calculadoras y a los autores les inspira la letra de las leyes y de los reglamentos para aplicar tasas. Una verdadera pesadilla, para salir de la cual basta con abrir los ojos y no dejarse engañar.

---------------------- Noticia relacionada:

Cada vez más ESCANDALOSO. La $$$$ incrementa el 38'46 % el canon de los CDs

NOTA DE LA ASOCIACIÓN.-

Nosotros vemos $$$$ donde pone SGAE, porque utilizamos IGNORER

PARTICIPA EN LA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs



Nota de la $$$$

La $$$$ denuncia la sistemática manipulación informativa de la AI Es radicalmente falso que se haya incrementado la remuneración por copia privada para los soportes digitales

La Asociación de Internautas (AI) ha emitido un comunicado en el que se asegura que la $$$$ "ha incrementado el 38,46% el canon de los CD vírgenes", una medida que califica como "expolio", "abuso", "arbitrariedad" o "ilegalidad", entre otros epítetos. Todo ello es, sin embargo, un nuevo y gravísimo ejercicio de intoxicación informativa por parte de esta entidad, obsesionada por proclamar su olímpico desprecio hacia el mundo de la creación aunque sea a través de burdas manipulaciones.

El pasado 11 de agosto, en una nota de prensa oficial rubricada por la $$$$, AIE, EGEDA y AISGE, ya se explicaba con claridad meridiana que la remuneración por copia privada no experimentaría incremento alguno durante el año 2004. Aquella nota informativa decía, literalmente, así: "Las mencionadas cantidades se mantendrán inalteradas durante todo el ejercicio de 2004. Para el año 2005, ambas partes han acordado que la remuneración para el cd-r data ascienda a 16 céntimos de euro por hora de grabación".

Por si ello no fuera suficiente, cualquier internauta -incluidos los de la AI- puede acceder en la página web de la $$$$ (www.$$$$.es) al modelo de contrato para soportes digitales, que se ofrece en formato pdf y en su integridad. Cualquiera puede leer su sexta cláusula, que especifica: "Soporte CD-r Data o similar. Ejercicio 2004, 0,13? por hora de grabación, Ejercicio 2005, 0,16? por hora de grabación".

Pese a todo ello, la AI, en toda una exhibición de falta de escrúpulos, está intentando convencer a la opinión pública de que la $$$$ ha incrementado, unilateralmente y sin previo aviso, el canon por copia privada en casi un 40%. Quizás el origen de sus averiguaciones provenga de una página de nuestra web que se refiere a las tarifas para los formatos analógicos (es decir, casetes de audio y cintas de VHS) y que fue publicada el 24 de mayo de 2002; es decir, hace exactamente 22 meses. Estamos convencidos de que los internautas españoles son mucho más diligentes navegando por Internet que esta asociación que dice representarlos.

Desde las distintas entidades que firmamos el acuerdo para regular la situación de los nuevos formatos digitales nos permitimos recordar algunos aspectos elementales. A saber:

1.- El acuerdo con Asimelec se rubricó después de que seis sentencias confirmaran inequívocamente, en otros tantos juzgados de primera instancia, que los titulares de los derechos de propiedad intelectual debían obtener una mínima compensación por las grabaciones domésticas de sus obras, ya fueran en formato analógico o digital.

2.- La remuneración por copia privada se aplica en España, con toda normalidad, desde 1992, con las siguientes tarifas: 0,18? por hora en audio (cintas de casete) y 0,30? por vídeo (VHS). Once años más tarde, la tarifa para los CD-R es de 0,13?, sensiblemente inferior a la aplicada en los formatos analógicos.

3.- La remuneración por copia privada es común a todas las legislaciones europeas y occidentales (con la única excepción de Gran Bretaña). La tarifa española es sensiblemente inferior a la italiana (0,19? por hora de grabación) y supone apenas la mitad que la francesa (0,25?).

4.- Medio año después de la normalización de los formatos digitales, la venta de discos vírgenes ha mantenido su línea ascendente en el mercado español. La visión apocalíptica que ofrece la AI es sólo un burdo intento manipulatorio, repetido y reiterado hasta la saciedad con maniobras tan poco éticas como la de hoy mismo.

Madrid, a 23 de marzo de 2004

Para más información: Departamento de Comunicación $$$$

/ www.$$$$.es


pdfprintpmail