Archivado en Noticias, Mundo Internauta

La implantación de la 'tarifa plana' en España duplica su número de internautas


El número de internautas españoles ha pasado de cuatro a siete millones, coincidiendo con la implantación de la 'tarifa plana' (Nota de la Asociación: Hace referencia a la Tarifa Ondulada, que no plana). Más del 60% que accede desde su casa han elegido esta forma de conexión.




La tarifa plana ha cumplido un año en España. En este tiempo los internautas han pasado de 4 millones a siete. El 43% se conecta a través de Terra, el 17% por EresMas, el 9% por Wanadoo y el 4,4% por Jazzfree y Navegalia. Más del 60% de los españoles que acceden desde su casa han elegido una tarifa plana en lugar de pagar a la compañía telefónica por consumo. Una consecuencia directa es la ausencia de protestas por el cobro de llamadas fallidas (11,40 pesetas aunque sean segundos).

Entre Terra (Telefónica) y EresMas (Retevisión) facilitan el acceso por medio de la tarifa plana a 530.000 hogares.

La siguiente fase en la popularización del acceso a Internet a particulares y empresas es la exigencia de seguridad y velocidad. Su garantía va acarrear, según las operadoras, una subida de tarifas. De momento, Retevisión ha elevado la tarifa plana empresarial de 5.900 a 12.500 pesetas.

La tarifa plana se escribe así, en cursiva, porque casi siempre es una tarifa plana a ratos, a unas horas sí y a otras no. Los internautas la llamaron tarifa ondulada.

En julio del año pasado varias compañías comenzaron a proporcionar el acceso a Internet sin tener que mirar el reloj de lunes a viernes en horario de tarde y noche, y las 24 horas de sábados, domingos. Sus efectos se han dejado notar. Un año después del advenimiento de la tarifa plana, los internautas españoles han pasado de cuatro a siete millones.

Más del 60% de los españoles que acceden desde su casa han elegido una tarifa plana en lugar de pagar a la compañía telefónica por consumo. Una consecuencia directa es la ausencia de protestas por el cobro de llamas fallidas (sólo 40 protestas ante la OCU), las famosas 11,40 pesetas que Telefónica sigue cobrando en cuanto se intenta acceder a Internet, aunque sean conexiones de segundos (fallidas).

Casi el 87% de los internautas que se conectan desde el domicilio emplean una línea telefónica convencional (RTB) y sólo el 13% con RDSI, ADSL o el cable. Los precios de las tarifas planas domésticas oscilan entre 2.600 y 3.900 pesetas. Una hora de teléfono en tarifa reducida cuesta 105,4 pesetas. Por tanto, la tarifa se amortiza a partir de 26 horas de conexión.

Entre Terra (Telefónica) y EresMas (Retevisión) facilitan el acceso por medio de la tarifa plana a 530.000 hogares. ONO ofrece conexión las 24 horas por 2.990 pesetas al mes. ONO tiene la tarifa plana, así, sin cursiva.

Desde hace unas semanas, para beneficiarse de la tarifa plana hay que conectarse desde el mismo número de teléfono. En julio de 2000, Terra ofreció el primer servicio de tarifa plana itinerante. El cliente podía conectarse desde cualquier ordenador, incluso en distintas ciudades, sin importar el número desde el que llamaba. Ya no, por la nueva numeración de acceso a Internet, que ahora es a través de un teléfono igual para toda España que comienza por 908.

Subidas en ciernes

Para las empresas los precios son más altos. La de ONO es de 5.995 pesetas, aunque, por lo general, cuesta alrededor de 15.000 pesetas mensuales.

Retevisión la ofrecía por 5.900 pesetas a los clientes que tenían preasignadas sus llamadas telefónicas con esta compañía y que consumen mensualmente más de 2.000 pesetas. Pero muchas de las empresas abonadas a su tarifa '24 horas' se vieron sorprendidas la semana pasada con una subida a 12.500 pesetas.

Parece que la subida no será la última, sobre todo cuando el internauta y las empresas ya piden, además de acceso, que éste sea seguro y rápido. AOL, en Estados Unidos, ha subido su tarifa después de dos años.

Adelantarse al Boletín Oficial

El Gobierno aprobó el 23 de junio de 2000 unas medidas para favorecer la competencia en telecomunicaciones. Entre ellas, una tarifa plana de acceso a Internet por un máximo de 2.750 pesetas. El decreto apareció en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 1 de noviembre, pero las compañías no esperaron su publicación. Días después del anuncio, comenzaron a ofrecer el acceso a Internet. Algunas ofertas han durado poco más de 90 días. La tarifa plana más breve ha sido la de Wanadoo, filial de France Telecom, que la lanzó en julio y la retiró en noviembre. Justificaron el cierre por las tarifas de interconexión, cantidad que tienen que pagar las empresas a Telefónica por dar acceso a la red, que, en su opinión, no dejaba margen para sacar ningún beneficio.

Reproducido de Ciberpais

pdfprintpmail