Archivado en Noticias, Acceso

La CMT advierte de que en telefonía móvil no se compite en precios


Es el primer informe de un regulador español que profundiza en los precios de la telefonía móvil y sus conclusiones son reveladoras. La CMT constata que la competencia celular ha tenido escasa incidencia en la bajada de precios y que Amena ha subido los suyos, hasta el punto de que ahora es un 50% más cara en algunas tarifas que sus rivales.





La CMT advierte de que en telefonía móvil no se compite en precios Es el primer informe de un regulador español que profundiza en los precios de la telefonía móvil y sus conclusiones son reveladoras. La CMT constata que la competencia celular ha tenido escasa incidencia en la bajada de precios y que Amena ha subido los suyos, hasta el punto de que ahora es un 50% más cara en algunas tarifas que sus rivales.

I. Abril / Cinco Días

En telefonía fija hay 44 rivales, en móvil sólo hay tres. En el primer campo, la cuota está concentrada en un único operador, Telefónica, mientras que los celulares se reparten más el terreno. Y, sin embargo, desde el punto de vista del consumidor la competencia ha funcionado mucho mejor en la telefonía fija que en el móvil.

Así se deduce del informe elaborado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para estudiar el grado de competencia en los mercados de telefonía. Según los datos del regulador, el precio medio efectivo del móvil bajó tan solo un 8,7% entre enero de 2000 y octubre de 2003, en un recorte que se eleva al 10,7% si en las tarifas se incluye también el servicio de acceso.

Estas bajadas contrastan con las realizadas en telefonía fija, donde los recortes en los últimos tres años llegan incluso al 49,1% de las llamadas provinciales. El tráfico internacional es ahora un 46% más barato que en 2000 y el ahorro en el interprovincial es del 33,4%. La reducción más moderada es en llamadas metropolitanas, que caen un 9,7%.

La existencia de una especie de paz de precios entre los tres operadores de móvil no es, con todo, una sorpresa. Son varios los informes que en el pasado han llamado la atención sobre la homogeneidad de las tarifas. La sorpresa está en el comportamiento de Amena, que entró en el mercado en último lugar y por ello centró su competencia en la rebaja de precios. Pero sólo por unos meses. Es cierto que en enero de 2000 era más barata que Telefónica Móviles y Vodafone, aunque la tendencia cambió en el verano de 2001, cuando la operadora del grupo Auna comenzó a subir precios y sus rivales, a bajarlos.

En la última fecha que contempla el informe, octubre de 2003, Amena era un 50% más cara que Telefónica Móviles y Vodafone, con un precio medio aproximado de 0,3 euros por minuto frente a los 0,2 euros de sus competidoras, según los datos de la CMT.

Y ello a pesar de que Amena ha sido muy agresiva en la eliminación de la cuota de alta y lo era en la mensual, hasta que Telefónica Móviles le tomó la delantera.

El escaso interés en la guerra de precios de las operadoras de móvil se refleja también en sus resultados. Las tres compañías celulares están en beneficios, a diferencia de lo que sucede en el fijo, donde sólo Telefónica tiene números negros.

Las diferentes estrategias de un segmento y otro de la telefonía no parecen afectar mucho al mercado. La CMT ha hecho una encuesta entre los consumidores y la satisfacción es más que elevada. En móvil, un 91% de los usuarios están muy, bastante o simplemente satisfechos, en un porcentaje que se reduce al 86% en el fijo.

Más contundente es la conclusión sobre futuros cambios. Un 93,8% de los encuestados asegura que no se cambiará de operadora de móvil en los próximos seis meses y sólo un 4,76% de los usuarios de telefonía fija tiene intención de variar su compañía. Los líderes de cada segmento pueden estar tranquilos, aunque entre las empresas -los mejores clientes- los deseos de cambio son más elevados. Atentos a

Los usuarios de telefonía móvil y fija muestran un elevado grado de satisfacción con las operadoras. Y eso se refleja en los deseos de cambio. Menos de un 5% de los clientes de telefonía fija y un 6% de los de móvil cambiarán de compañía.

Wanadoo pisa los talones a Ono y Auna en Internet

Los precios no son la única sorpresa del informe de la CMT. También en el segmento de datos e Internet las cifras muestran alguna curiosidad, como que Telefónica ha ganado cuota de mercado por ingresos con respecto a 2002 y que Auna y Ono la han perdido por clientes. Pero quizá el cambio más significativo es el que afecta a Wanadoo, que en 2003 llegó a controlar casi un 9% de los usuarios, muy cerca de Ono, con el 10,5%, y Auna, con el 11,4%. Junto con Telefónica -58,4% de los clientes y 66,6% de los ingresos en 2003-, estas cuatro compañías forman un grupo muy distanciado del resto.

Telefonía indirecta

Otra de las curiosidades del informe se refiere a la telefonía fija de acceso indirecto, uno de los grandes éxitos de la liberalización venido a menos con el paso de los años. Los operadores que prestan este servicio han visto cómo sus clientes se reducían 2,1 millones, al pasar de 5,5 millones en 2002 a los 3,3 millones de 2003. Esta última cifra es, incluso, inferior a la que se registraba en 2000 y se debe a los pocos rendimientos que da este negocio. Las compañías alternativas a Telefónica buscan que los usuarios cursen con ellas todas sus llamadas y no sólo unas pocas, y por ello prefieren luchar por la preselección, donde el número de clientes sí sube, hasta 1,88 millones.

Cuotas en fijo

Ningún dato llama la atención en lo que se refiere a las cuotas de mercado en telefonía fija. Telefónica sigue líder en solitario, con el 75,4% de los ingresos de este segmento, sólo 1,6 puntos porcentuales menos que en 2002. Auna sigue en segunda posición, con el 7,74% de las ventas, y Uni2 es el tercero, con el 5,1%. El cuarto puesto ha cambiado y ahora corresponde a Ono, en detrimento de Jazztel, que acabó el año quinto. Donde hay menos competencia es en las llamadas metropolitanas y donde más, en las internacionales.


pdfprintpmail