Archivado en Noticias, P2P

La sociedad de autores denuncia las copias ilegales en las fiestas informáticas


Las peticiones de la SGAE llevan la polémica a los partys veraniegos que agrupan a miles de usuarios del ordenador.





ALEX BARNET - La Vanguardia

La Campus Party (Valencia), con 5.000 participantes, y la Euskal Encounter (País Vasco) –que se celebra este fin de semana– , con algo más de 2.500 plazas, son las grandes reuniones veraniegas que celebran en España los usuarios informáticos. Estas fiestas, a las que los participantes acuden con el ordenador a cuestas y la organización pone el recinto, una conexión a internet de alta velocidad y diversos actos (conferencias, cursos, concursos, etcétera), son este año el centro de una importante polémica a causa de la piratería digital.

Ante las peticiones de la Sociedad General de Autores de España (SGAE), ambas fiestas han incluido recomendaciones o charlas contra la piratería, aunque sus equipos directivos recuerdan que nunca han fomentado la copia ilegal y discrepan de algunos planteamientos del citado organismo, que al acusar de manera genérica al intercambio de contenidos olvida que existen materiales libres.

La Campus Party (26 de julio al 1 de agosto) es el centro principal de fricción después de que la SGAE la acusase de no limitar el acceso a los sistemas P2P, que permiten el intercambio de archivos entre ordenadores. Según la SGAE, la consecuente copia de música, películas y programas informáticos produciría una “sistemática vulneración de los derechos de propiedad intelectual”. La acusación se produjo poco después de que en la presentación de este party, que cuenta con la colaboración de varias empresas y de la Generalitat Valenciana, se afirmase que durante la misma se descargaría de Internet el equivalente a 55 veces el contenido de la Biblioteca Nacional. En el mismo acto, Blanca Martínez, secretaria de la Sociedad de la Información en la Generalitat Valenciana, señaló que la Campus Party “es la mejor muestra de humanismo tecnológico que se organiza en nuestro país”.

Tras la acusación de la SGAE, Francisco Ragageles, responsable de la empresa que organiza la fiesta, replicó que jamás han instalado ningún sistema de intercambio de archivos y que no pensaban limitar el uso de la red a los participantes. Finalmente, la organización ha introducido en su programa unas charlas sobre propiedad intelectual y ha solicitado a la SGAE que las utilice como tribuna. Pero la cosa no termina ahí. La Asociación de Internautas ha pedido a los participantes que protesten por lo que llama la criminalización de la fiesta y del intercambio de contenidos. El abogado Pedro Tur, especialista en temas digitales, defiende que la falta de lucro económico avala nuevas formas de intercambio digital libre. Y Jorge Cortell, profesor de Propìedad Intelectual en la Politécnica de Valencia, ha alentado a los participantes a una descarga masiva de todo tipo de contenidos, aunque con la promesa de destruir al final de la fiesta los materiales sobre los que no se tengan derechos.

“Hemos explicado a la SGAE que aquí sobre todo vienen creadores a compartir lo que hacen en video, programación, música y arte digital. Y hemos acordado poner algún aviso extra recordando el debido respeto al copyright. No hacemos nada más porque la piratería no es nuestro tema”, explica a Sabino San Vicente, responsable de Euskal Encounter (22-25 de julio). Como veterano del equipo que impulsa esta party , San Vicente añade: “Actualmente muchos usuarios tienen banda ancha en casa y quien quiere copiar no necesita ir a ningún sitio. Los participantes vienen aquí, básicamente, a relacionarse con los otros usuarios”.

Polémica Sgae-Campus Party: Criminalizar, ¿es gratis?

Los campuser@s invitados al P2P por puro interés científico

P2P: SITUACION LEGAL DE LAS REDES PEER TO PEER

NOTA DE LA ASOCIACIÓN.-

Nosotros vemos $$$$ donde pone SGAE, porque utilizamos IGNORER

FONDO DE RESITENCIA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs

PARTICIPA EN LA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs



...Es como un cuento perverso en el que los poetas atracan a su pueblo, los cantantes llaman piratas o pendejos electrónicos a los ciudadanos honestos, los músicos cambian sus instrumentos por calculadoras y a los autores les inspira la letra de las leyes y de los reglamentos para aplicar tasas. Una verdadera pesadilla, para salir de la cual basta con abrir los ojos y no dejarse engañar.


pdfprintpmail