Archivado en Noticias, Sin Canon

"Por favor, cuando terminemos, salid y copiad"


Un clamor de aprobación y aplausos acogió estas palabras del profesor Jorge Cortell que estuvo disertando durante cerca de dos horas en un animado debate con l@s campuser@s que abarrotaban la sala del Auditorium de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Algo que no habrá gustado lo más mínimo a los postuladores de la criminalización de los internautas y, ahora especialmente, de los internautas campuser@s.





Al profesor Cortell, que al contrario de lo que mucha gente pueda pensar sigue sin ser abogado, su condición de profesor universitario, informático y economista no le ha impedido llegar a ser una de las personas que mejor conocen la legislación sobre los derechos de autor. No es casualidad que la SGAE, que hace escasas fechas tratara de anatemizar también estas fiestas de internautas, le haya vetado (además de a otras personas) para el simulacro de "debate" que algunas fuentes sostienen que va a tener lugar mañana por la tarde en la Campus Party de Valencia con las personas que reciban el placet de quienes nos quieren criminalizar. Es decir, según parece, la SGAE pretende hacerse un hueco entre l@s campuser@s pero no para debatir, sino para imponer "doctrina", una doctrina que ya es conocida por tod@s y que, precisamente por ello, no es compartida, sino que es rechazada por injusta, arbitraria e ilegal.

Entre quienes la rechazan también está, obviamente, el profesor Cortell que ayer por la tarde, con mucho retraso sobre el horario previsto, cautivó a un público entregado desde el inicio de su charla, en la que evidenció el origen del copyright como un monopolio y una censura en favor de los gobernantes para terminar advirtiendo sobre el peligro que para la cultura y la difusión del conocimiento tienen las pretensiones de mercantilización "caiga quien caiga" de las entidades que se dicen gestoras de derechos de autor pero que están poniendo en muy grave peligro la difusión de la cultura al intentar limitarla a quienes posean suficientes medios como para pagarla. El profesor Corell recordó que Cervantes y buena parte de los autores clásicos conocidos por todos no "gozaron" de ninguna Ley de Propiedad Intelectual y, sin embargo, nadie sensato discute la autoría sobre sus obras.

El verdadero peligro para los derechos de autor no es la copia privada ni los cederrón ni deuvedés vírgenes, ni siquiera Internet, sino el plagio, señaló el profesor Cortell. Ese es el verdadero enemigo que atenaza, acecha y cercena la creación de muchos autores que se ven imposibilitados incluso de enfrentarse a grandes empresas cuando no multinacionales en defensa de sus creaciones y obras plagiadas, y -manifestó soprendido- extrañamente, no se crean Comisiones para la investigación del plagio, de lucha contra el plagio, la única arma letal para los derechos de autor y la creación, ni las entidades que se dicen gestoras de derechos de autor toman partido tratándose de cuestiones de plagio.

Y como vale más una imagen que mil palabras, aquí tenéis la presentación que el profesor Cortell usó durante su charla (paciencia en la descarga que son más de 11 Mb; formato pdf).

NOTA DE LA ASOCIACIÓN.-

Nosotros vemos $$$$ donde pone SGAE, porque utilizamos IGNORER

FONDO DE RESITENCIA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs

PARTICIPA EN LA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs



...Es como un cuento perverso en el que los poetas atracan a su pueblo, los cantantes llaman piratas o pendejos electrónicos a los ciudadanos honestos, los músicos cambian sus instrumentos por calculadoras y a los autores les inspira la letra de las leyes y de los reglamentos para aplicar tasas. Una verdadera pesadilla, para salir de la cual basta con abrir los ojos y no dejarse engañar.


pdfprintpmail