Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

906, HUNDIDO


La sentencia hecha pública ayer por el Juzgado de Primera Instancia número 61 de Madrid, que condena a Telefónica y a Uni2 a devolver el dinero cobrado en concepto de servicios prestados en su momento a través de números 906, pero que deberían haber sido ofrecidos por prefijos 903, de uso restringido, ha sido recibida con satisfacción por las diversas asociaciones de usuarios y consumidores. Dichos servicios, que agrupan principalmente contenidos eróticos, de ciencias ocultas o mensajerías de todo tipo, estaban sujetos a una tarificación especial, cuya cuantía era desconocida por el usuario, que actuaba convencido de estar accediendo a un simple teléfono de información.





La sentencia, que responde a una demanda presentada por la Organización de Consumidores y Usuarios en el año 2001, ha llegado tarde, ya que dichos números de teléfono fueron sustituidos en 2003 por las actuales líneas 800, pero viene a poner remedio a una situación que ha llevado a muchos españoles a sufrir en carne propia una clara situación de indefensión, tanto en su calidad de consumidores como en la más general de ciudadanos.

Las cifras no están completas aún, pero el problema afecta, en distinto grado, a miles de usuarios en todo el territorio nacional.Personas que han sufrido mermas económicas por valor de decenas de millones de euros, que han visto cortadas (por falta de pago) sus líneas telefónicas o sus accesos a internet y que se han visto incluidas, sin tener culpa alguna, en las listas de morosos de las distintas operadoras de telefonía. Se abre ahora un proceso legal que será, previsiblemente, largo y farragoso en el que no faltarán los recursos y las batallas legales de todo tipo. En este sentido, cabe recordar a los afectados que no podrán hacer efectiva reclamación alguna hasta el momento en que la sentencia sea firme.

Especial reprobación ha merecido, según los representantes de las asociaciones de consumidores y usuarios, la actitud que durante estos años ha mantenido la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), haciendo oídos sordos a las numerosas quejas y reclamaciones recibidas por los afectados y optando por un «aquí no pasa nada» que ahora contradice el tribunal madrileño con su sentencia. Por cierto, las operadoras también deberán restablecer los servicios cortados por el impago de estas facturas (tanto de voz como de conexiones a internet), y con el mismo número que tenían antes de su corte. La justicia, para muchos, ha llegado. A destiempo pero, ya se sabe, mejor es tarde que nunca.

Editorial de hoy de Abc

Telefónica y Uni2, condenadas a devolver el dinero cobrado por el fraude de los 906

Opinión:

EL CONSEJO DE LA CMT DEBE DIMITIR

VíCTOR DOMINGO Pte. de la Asociación de Internautas


pdfprintpmail