Archivado en Noticias, Dominios

Diez millones en puntocom


A Internet le da lo mismo que una dirección acabe en .es, en .de, en .fr o en .com. El efecto es el mismo: permitir al sistema de reconocimiento saber cuál es la página que el usuario desea ver. No es más que una convención técnica que envía las consultas a uno u otro archivo; el nombre no es importante.





Los dominios cuestan dinero, un dinero que puede utilizarse para mejorar las infraestructuras de la Red allá donde se paga. El hecho de que, según un estudio de la Asociación de Internautas, el 88% de las direcciones en manos de ciudadanos españoles sean .com, .org o .net significa que España paga diez millones de dólares anuales a empresas estadounidenses. En lugar de pagar al organismo estatal encargado de la gestión en España, EsNIC (un departamento de Red.es). Que bien podría usar ese dinero en fomentar la Red en España.

Pero esto no ocurre. Los españoles preferimos las molestias y problemas de disponer de más de medio millón de direcciones .com a comprar nuestras direcciones a EsNIC.

A lo peor las tarifas de EsNIC tienen que ver con ello. Mientras un dominio .com puede obtenerse por menos de 10 euros, los .es cuestan 110 euros (excepto los nombres personales, que cuestan 40 euros). Los dominios llamados de tercer nivel. como com.es o nom.es, sólo cuestan 25 euros.

Afortunadament, las antiguas peticiones de papeles para acreditar la posesión de cualquier palabra elegida como dominio (y los retrasos subsiguientes) son cosa del pasado. Pero los elevados precios continúan. De ahí las cifras: a finales de agosto de este año había 81.000 dominios .es y se estima que más de 580.000 dominios .com, .org y .net en manos españolas.

¿Cómo es posible que la misma gestión que empresas estadounidenses (y organismos estatales europeos) hacen por una media de 10 euros cueste 110 en España? ¿Es ésta la manera de fomentar los dominios .es? ¿Así es cómo Red.es pretende recaudar fondos para llevar a cabo sus programas de fomento de la Red?

Rebajar los precios | El enfoque dirigista nunca ha funcionado en Internet. La mejor forma de fomentar la Red es dejarla en paz lo más posible, facilitando que la gente haga lo que se le ocurra hacer del modo más sencillo y económico.

Si el presente Gobierno tuviese intención de activar de verdad la actividad en Internet, ya sabe por dónde empezar: una sustancial rebaja de precios en los .es, acompañada tal vez de ventajas de tipo legal en su uso (frente al uso de dominios .com), sería un primer paso muy apreciado. Tras lo cual, si van en serio, podría plantearse una amplia reforma de la legislación que afecta a la Red, contemplada en su conjunto.

Claro que visto lo llevado a cabo por Gobiernos anteriores... cabe esperar lo peor. Que nos sigan fomentando a base de estructuras en el mejor de los casos inútiles, como Red.es. Ay.

Reproducido de 20 Minutos

España tiene 7 veces más dominios genéricos .com .org y .net que .es


pdfprintpmail