Estate informado al momento. Siguenos en Telegram


Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Telefónica da un zapatazo a la CMT en el bolsillo de los usuarios.


El modelo de liberalización de las telecomunicaciones auspiciado por la Comisión del Mercado de la Telecomunicaciones ha convertido al servicio Adsl español en el más caro y lento de Europa.





La CMT ha apostado por dar entrada a las operadoras en competencia, estableciendo un curioso sistema de reventa del servicio Adsl de Telefónica. De tal manera; que se regula a Telefónica una reducción de precios con un porcentaje de entre el 40 y el 62% para los mayoristas sobre el precio minorista.

Resultado, sí Telefónica vende al público la línea Adsl a 39 euros más IVA al mes, debe reducir entre 17 y 20 euros ese precio a las operadoras en competencia. Ganan las operadoras, pierden los usuarios que en definitiva subvencionan esta supuesta liberalización. Qué además cargan con problemas añadidos como la no diferenciación de las calidades del servicio Adsl, las preasignaciones fraudulentas, contratos abusivos, y una atención al cliente manifiestamente mejorable.

Esta situación alejada del interés general ha sido repetidamente denunciada por la Asociación de Internautas al Gobierno anterior y al actual, obteniendo la callada por respuesta. Con respecto a la CMT el Gobierno tan solo ha anunciado su traslado a Barcelona.

Telefónica amaga con tarifa plana para romper la tarifa plana.

Como además, se ha ralentizado el crecimiento del Adsl en España, y mientras en la CMT con una mano hacen las maletas y con la otra distribuyen curricula y el Gobierno solo piensa en ejecutar el traslado de ese organismo a Barcelona. Telefónica cuya estrategia comercial está sujeta a regulación a diferencia de sus “competidoras” que solo se deben preocupar de obtener márgenes más sustanciosos en sus operaciones de reventa, decide romper con todo esto y escoge un atajo denominado publicitariamente Adsl a la Carta , de dudoso interés para los usuarios, poniendo en un brete el sistema de reventa auspiciado por la CMT, al trocear la tarifa plana hasta en tres modalidades.

La CMT decidió el pasado 7 de octubre paralizar parcialmente el plan con el que Telefónica quería romper el modelo de acceso a Internet. El regulador decidió impedir la comercialización de la opción básica de ese plan, que ofrecía la posibilidad de navegar durante 11 horas al mes por 9,90 euros por entender que no daba margen a los competidores para comercializar una oferta similar. Por supuesto, la CMT obvia echar cuentas sobre que suponía esta oferta para los usuarios. ¿Para qué?.

Ahora Telefónica, con un Cesar Alierta seguro de su continuidad en el cargo tras su encuentro con Montilla en Santander, hace un órdago a la grande y ha pedido autorización a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones para que le autorice una promoción de ADSL por la que los nuevos clientes pagarían 9,9 euros al mes hasta el 31 de enero. Sin aclarar que sucederá después de esa fecha.

Asistimos al certificado de defunción de una liberalización fracasada y a punto de estallar por los aires con la CMT presionada por las operadoras telefónicas en competencia y en estado de rebeldía por que se quedan sin porcentaje de reventa, Telefónica dispuesta a conquistar mercado aprovechando que el Gobierno está ausente embarcado en trasladar la sede de ese organismo, y sin apoyo ciuadadano ya que nada ha hecho por el interés general .

Para la Asociación de Internautas esta situación es inaceptable y exige al Gobierno que de una vez por todas ponga orden ante esta situación de canibalización del mercado y encamine sus pasos hacía el interés general unica forma posible de que España ocupe el lugar que le corresponde en el ranking europeo, por su nivel económico, en el uso y penetración de las Tecnologías de la información.

. Asociación de Internautas

pdfprintpmail